27 de marzo de 2019
27.03.2019
Investigación

El fraude de Autoclick: La empresa mallorquina vendió 3.468 coches de alquiler que no eran suyos

El magistrado imputa al dueño de la empresa y sus hermanos seis delitos por una estafa de al menos 48,5 millones de euros

26.03.2019 | 21:35

La empresa mallorquina Autoclick vendió de manera fraudulenta 3.468 vehículos por toda Europa, según el último balance del juez de Palma encargado de la investigación. El magistrado cifra el fraude en al menos 48,5 millones de euros, aunque advierte de que podría ser mayor. El dueño de Autoclick, Salvador Llinàs, y sus hermanos Antonio y Mónica están acusados de delitos de estafa, alzamiento de bienes, insolvencia punible, falsificación en documento mercantil, blanqueo de capitales y contra la hacienda pública. Los tres están huidos de la justicia y sobre ellos pesa una orden internacional de detención que ha sido remitida a Interpol, como adelantó Diario de Mallorca. Al menos otras dos personas están siendo investigadas por estos hechos.

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Palma, Enrique Morell, ha solicitado que la causa sea asumida por la Audiencia Nacional debido a su "trascendencia económica" y el "tamaño y el despliegue territorial de la estructura organizativa defraudadora". El juez ha remitido una exposición razonada al Tribunal Supremo para que decida qué órgano es competente para proseguir las pesquisas, después de que la Audiencia Nacional rechazara en enero asumir el procedimiento.

Morell resume en este documento la mecánica de esta estafa, una de las mayores descubiertas en Balears. El fraude se habría cometido a través de Autoclick, con sede en Llucmajor y en situación concursal desde finales de 2018, y su grupo de sociedades de Italia, Alemania, Francia, Portugal, Bélgica y Polonia. La empresa de alquiler de coches mallorquina, con oficinas en otras provincias de España y varios países de Europa, habría vendido vehículos de su flota que no eran suyos, sino que tenía alquilados. Ocultó esta circunstancia a los compradores y falseó los documentos para culminar las transacciones. Los vehículos fueron adquiridos por empresas y particulares de toda Europa que no llegaron a disponer de ellos al no poder realizar el cambio de titularidad.

Basándose en las voluminosas pesquisas llevadas a cabo desde principios de 2018 por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT central) de la Guardia Civil, el magistrado cifra en 3.468 el número de automóviles vendidos de forma irregular por Autoclick. El precio medio de estos vehículos seminuevos era de 14.000 euros, lo que lleva al magistrado a estimar en al menos 48.552.000 euros el montante de la estafa. Por todo ello, Morell considera que se trata de una "investigación compleja" que precisa de "una dirección única" para evitar retrasos en el proceso judicial. El Tribunal Supremo todavía no ha notificado su decisión.

Los investigadores del GIAT señalan en un informe fechado en octubre que de los 3.468 vehículos cuya venta por parte de Autoclick ha sido denunciada se consiguió localizar e inmovilizar 592. Las gestiones llevadas a cabo por las empresas afectadas ha permitido recuperar otros 1.708, por lo que hay 1.168 automóviles en paradero desconocido. Sobre ellos pesa un señalamiento difundido por toda Europa para tratar de encontrarlos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook