13 de marzo de 2019
13.03.2019
Investigación

La Policía Nacional analiza vídeos para identificar al pirómano de contenedores

Dos incendios en un lapso de diez minutos arrasan ocho depósitos de basura y dañan un coche en Cas Capiscol

13.03.2019 | 02:45
La Policía Nacional analiza vídeos para identificar al pirómano de contenedores

El equipo conjunto de Policía Nacional y Policía Local de Palma que investiga la oleada de incendios en contenedores registrada durante el último año y medio está analizando los videos grabados en la medianoche de ayer en los últimos dos fuegos, que arrasaron ocho depósitos y causaron daños en un coche en la barriada de Cas Capiscol, en un intento de identificar a los presuntos autores. Los investigadores están convencidos de que los más de cien fuegos intencionados que han destruido unos 350 contenedores no son obra de un único autor, sino que habría varios responsables que actúan por imitación.

Los últimos dos incendios se registraron poco antes de la medianoche de ayer. El primero se declaró a las doce menos cuarto en la calle Bisbe Bernat Nadal y arrasó completamente cinco depósitos de basura. Al lugar se desplazaron con urgencia dotaciones de los Bombers de Palma, que sofocaron el fuego pero no pudieron evitar que los depósitos de plástico quedaran completamente destruidos.

Apenas diez minutos después, mientras los equipos de emergencia estaban todavía trabajando en el primer incendio, se declaró otro igual en la calle Sant Vicenç de Paül, a menos de cien metros de distancia. Aquí las llamas arrasaron otros tres contenedores y causaron serios daños en un coche que había aparcado a su lado, en dos árboles y en el cableado eléctrico.

Con estos últimos incendios son ya 348 los depósitos de basura de la ciudad que han quedado destruidos desde finales de 2017, cuando empezó la oleada que se atribuye a la acción de los pirómanos.


Otro fuego afectó a un grupo de depósitos y un coche en la calle Sant Vicenç de Paül.   X.P.

La investigación de estos fuegos intencionados está en manos de un grupo especial formado por agentes del Grupo de Atracos de la Policía Nacional y de la Policía Local de Palma, que llevan meses volcados en la captura de estos pirómanos. Los investigadores cuentan con diferentes indicios que les han llevado a la conclusión de que la oleada de fuegos no es obra de una única persona, sino de varias, que actúan por imitación.

Los policías están analizando varios vídeos grabados en el lugar del último incendio para intentar identificar a las personas que se encontraban en la zona en el momento en que se declaró el incendio.

En enero la Policía Nacional arrestó a uno de estos presuntos pirómanos, considerado autor de varios fuegos en contenedores de la zona de la Playa de Palma . Este detenido ingresó en prisión por orden del juez. Los agentes creen, sin embargo, que el grueso de los fuegos declarados en el último año y medio serían obra de varias personas más, probablemente sin conexión entre sí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook