05 de marzo de 2019
05.03.2019
Emergencia

Complejo traslado de una mujer enferma de 200 kilos en Palma

El 061 pidió ayuda a los bomberos para sacar a la paciente de un piso de s'Arenal y llevarla a Son Espases

05.03.2019 | 02:45
Dotaciones de los Bombers, durante un servicio reciente en Palma.

Dotaciones de los Bombers de Palma tuvieron que intervenir en la madrugada de ayer para sacar de un domicilio de s'Arenal a una mujer enferma, que sufre obesidad mórbida y pesa más de 200 kilos, hasta la calle, donde la esperaba una ambulancia para trasladarla a Son Espases. Los equipos de emergencia optaron por arrastrar el colchón en el que estaba la mujer, que lleva tres años sin levantarse, hasta el ascensor de la finca y desde allí hasta el vehículo sanitario.

Los bomberos fueron requeridos por el 061 sobre las seis y media de la madrugada de ayer para acudir a un domicilio de s'Arenal. Allí se había desplazado un equipo sanitario para atender a una mujer de 60 años que sufre obesidad mórbida y que pesa más de 200 kilos. Al examinarla, el médico comprobó que la paciente lleva inmovilizada en la cama desde mediados de 2016, y consideró imprescindible trasladarla a Son Espases para someterla a una revisión. Inicialmente acudió al domicilio un segundo equipo sanitario, pero los técnicos se vieron incapaces de trasladar a la mujer hasta la calle, por lo que decidieron pedir ayuda a los bomberos.

Las dotaciones de los Bombers de Palma estudiaron distintas posibilidades para sacar a la mujer hasta la calle y optaron por la solución más simple: arrastrar el colchón con ella encima. Entre varios de los bomberos lo llevaron poco a poco hasta el ascensor de la finca, instalaron allí el colchón con la paciente y lo hicieron descender hasta la planta baja. Una vez allí, de nuevo lo fueron arrastrando entre varios hasta el lugar donde se encontraba la ambulancia. Finalmente colocaron el colchón encima de la camilla de la ambulancia y de esta manera la llevaron al hospital.

La mujer lleva tres años sin levantarse de la cama. La última vez que fue sometida a una revisión pesaba 200 kilos, y fuentes de los bomberos explicaron que en la actualidad su peso es mayor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook