21 de febrero de 2019
21.02.2019

Imputan un homicidio a la conductora ebria por arrollar a un motorista en Palma

La Policía Local concluye que es la misma mujer que sufrió otro accidente a unos 700 metros de distancia

21.02.2019 | 12:09

La Policía Local de Palma imputará un delito de homicidio imprudente y otro de omisión del deber de socorro a la conductora de 27 años que presuntamente arrolló mortalmente a un motorista en la medianoche del sábado en la calle Alfons el Magnànim y se dio a la fuga. La mujer fue detenida esa noche porque sufrió otro accidente a unos 700 metros de distancia, y dio positivo en el control de alcoholemia.

El siniestro ocurrió sobre las doce de la noche del sábado, en la intersección de las calles Alfons el Magnànim y Sant Vicenç de Paul, en Palma. Un vehículo de color negro realizó un giro antirreglamentario y embistió a un motorista que salía en ese momento con el semáforo verde. El motorista quedó tendido en el suelo gravemente herido, mientras coche que causó el siniestro se dio a la fuga.

Poco después, un coche con las mismas características sufrió otro accidente a unos 700 metros de distancia, al estrellarse contra un aparcamiento de bicicletas en la Carretera de Valldemossa. Los policías que acudieron al lugar le realizaron la prueba de alcoholemia a la conductora, una joven de 27 años, que dio positivo, por lo que fue detenida.

Los agentes sospechaban que la mujer ebria era también la responsable del primer siniestro, por lo que iniciaron una investigación. Mientras tanto, el motorista, que había sido hospitalizado en estado muy grave, falleció el pasado martes en Son Espases.

La Unidad de Accidentes de la Policía Local finalizó su atestado anoche, y ha concluido que la mujer detenida era quien conducía el coche que provocó el accidente mortal, por lo que ha sido citada al cuartel de Sant Ferran, donde se le imputará los delitos de homicidio por imprudencia grave y omisión del deber de socorro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook