20 de febrero de 2019
20.02.2019
Diario de Mallorca
Óbito

Muere en Son Espases el motorista arrollado por un coche que huyó

La Policía Local investiga si una conductora ebria detenida había embestido antes a la víctima

20.02.2019 | 00:36

El motorista de 40 años arrollado la medianoche del sábado en Palma por un automóvil que se dio a la fuga no pudo superar las graves lesiones que tenía y falleció ayer en Son Espases. La Policía Local investiga si la conductora ebria detenida después de estrellarse ante un coche patrulla había embestido antes a la víctima y prosiguió su camino.

Los hechos ocurrieron poco después de la medianoche del sábado en la confluencia de la calle Alfons el Magnànim, a la altura del número 58, con la calle Sant Vicenç de Paul. Un coche, al parecer, hizo un giro prohibido a la izquierda y embistió a un motorista que salía en esos momentos con el semáforo en verde.

El motorista, de 40 años, quedó tendido malherido en el suelo inconsciente. Mientras, la persona que iba al volante del coche no se detuvo y prosiguió la marcha. Cinco testigos del siniestro indicaron que el vehículo que había embestido a la víctima era de color negro y era conducido por una mujer. Aunque no precisaron con exactitud la numeración de la matrícula.

Instantes después, un vehículo negro conducido por una mujer tuvo un accidente a unos 700 metros de distancia. El coche se estrelló contra un aparcamiento de bicicletas situado en la intersección de la carretera de Valldemossa con la calle Miquel Arcas.

El siniestro tuvo lugar en presencia de un coche patrulla de la Policía Local. De hecho a los agentes les habían notificado el accidente de tráfico que había ocurrido en las proximidades después de que un vehículo embistiera a un motorista.

La conductora presentaba síntomas compatibles con encontrarse ebria. Tras realizarle la prueba de alcoholemia se confirmaron estas sospechas iniciales. La conductora del turismo dio 0,66 y 0,64 miligramos de alcohol por litro de aire expirado. Fue detenida por conducir bajo los efectos del alcohol. Aunque quedó libre a la mañana siguiente.

Los investigadores analizan el GPS del móvil de la conductora y un hilo de líquido refrigerante que conecta los dos siniestros para determinar con exactitud si la mujer que se estrelló ante los policías había embestido antes al motorista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook