16 de febrero de 2019
16.02.2019

Cuatro detenidos en una gran redada de la Policía en Son Gotleu

Casi un centenar de agentes toman el barrio en una operación contra el narcotráfico y la inmigración irregular

16.02.2019 | 11:17
Cuatro detenidos en una gran redada de la Policía en Son Gotleu

Al menos cuatro personas fueron detenidas ayer en una gran redada de la Policía en Son Gotleu, en Palma. Casi un centenar de agentes tomaron por la tarde el barrio en un operativo contra el narcotráfico, la inmigración clandestina y las irregularidades en los comercios. Los investigadores precintaron dos locales, levantaron nueve actas por tenencia de drogas, intervinieron diversas cantidades de hachís y marihuana, decomisaron 2.100 euros y detectaron a siete extranjeros en situación irregular en España.

Dos de los arrestados están acusados de delitos contra la salud pública, ya que en los establecimientos que regentan se encontraron estupefacientes. Uno de ellos fue capturado tras aprovechar un descuido de los policías para salir corriendo del local, en el que se hallaron drogas ocultas bajo una baldosa. Su fuga apenas duró unos metros, ya que media docena de agentes se abalanzaron sobre él, lo redujeron y lo esposaron. Los otros dos sospechosos fueron detenidos al figurar como reclamados.

La redada, bautizada como Operación Warrior, comenzó a las cinco de la tarde. El contingente de efectivos de la Unidad de Prevención y Reacción, la Unidad Motorizada, la Policía Judicial, la Brigada de Extranjería, el helicóptero y la Unidad de Guías Caninos de la Policía Nacional se desplegó por Son Gotleu junto a la Policía Local. El objetivo eran diez locales comerciales y dos viviendas en las calles Francesc Julià, Santa Florentina y Pic Veleta. Mientras unos agentes inspeccionaban los inmuebles, otros se apostaban en los alrededores pertrechados con material antidisturbios.

Durante varias horas, los policías registraron los domicilios y los comercios, bares y colmados. Dos locales quedaron clausurados por las graves deficiencias detectadas y en otros ocho se levantaron actas por irregularidades. Además, los policías identificaron a 18 personas para comprobar si tienen cuentas pendientes con la justicia y su situación en España. Siete de ellas están en el país sin autorización, por lo que se iniciará un expediente de expulsión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook