08 de febrero de 2019
08.02.2019
Tribunales

Condenados a ocho años por prostituir a una menor y a una joven en s'Arenal

Cinco acusados se declararon responsables de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual ayer en la Audiencia de Palma

08.02.2019 | 13:46
Los cinco procesados, tres mujeres y dos hombres, ayer en la Audiencia de Palma.

La Audiencia de Palma ha condenado este viernes a penas que suman ocho años de prisión a cinco acusados de origen nigeriano, tres mujeres y dos hombres, por prostituir a una menor y una joven en s´Arenal en abril de 2013. Las dos víctimas, también naturales de Nigeria, viajaron a Mallorca por mediación de la principal sospechosa, quien luego les exigió una deuda por el trayecto y las obligó a ejercer la prostitución bajo amenazas de hacerles vudú tanto a ellas como a sus familiares.

Las perjudicadas, atemorizadas y controladas en todo momento, fueron explotadas sexualmente en la Playa de Palma hasta que la Policía Nacional las liberó. Una de ellas este viernes no ha comparecido en la vista oral. 

Tres de los encausados se pusieron de acuerdo para hacer llegar a Palma a una tercera víctima, otra mujer procedente de Nigeria, para que ejerciera la prostitución y lucrarse de esta actividad. Incluso, uno de ellos pagó 5.000 euros a una procesada en concepto del traslado, que finalmente no llegó a producirse por causas ajenas a los sospechosos.

Este viernes al mediodía, cinco acusados se han declarado responsables de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación sexual en concurso con otro delito de prostitución coactiva. Dos de ellos, además han admitido otro delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, por el que tendrán que pagar una multa de tres meses con una cuota diaria de tres euros.

Cuatro sospechosos han aceptado sendas penas de un año y medio de cárcel, mientras que la principal encausada se ha conformado con dos años de prisión. Inicialmente, se enfrentaban a unas peticiones de pena muy elevadas, pero la fiscalía ha rebajado su solicitud al apreciar la circunstancia atenuante de dilaciones indebidas como muy cualificada, ya que las investigaciones se iniciaron en abril de 2013 y el juicio finalmente se ha celebrado este viernes, casi seis años después.

Los procesados no ingresarán en prisión porque el tribunal les ha suspendido la condena por un periodo de dos años en el que no podrán volver a delinquir.

Las dos víctimas que viajaron desde Nigeria a Palma para ser prostituidas, la menor y una joven, ya han sido indemnizadas por los daños morales y psicológicos sufridos.

La principal acusada se encargaba de traer a mujeres procedentes de Nigeria al margen de los cauces legales y, con el pretexto de hacerles pagar una deuda adquirida por el viaje a Palma y bajo amenazas de hacerles vudú, las obligaba a prostituirse en s´Arenal, actividad de la que se lucraba la procesada.

La cabecilla de la trama gestionaba los viajes de las víctimas. Así, en abril de 2013 hizo llegar a Mallorca a una joven compatriota y poco después a una menor de 17 años.

 La adolescente fue empadronada en el domicilio de otro acusado, en un piso de Son Gotleu, cuando en realidad residía en casa de la principal sospechosa, en el polígono de Levante, donde ejercía un mayor control sobre la víctima.

Las dos perjudicadas fueron explotadas sexualmente en la calle Marbella y en las inmediaciones de la Playa de Palma desde su llegada a la isla hasta el 23 de abril de 2013, cuando la Policía Nacional llevó a cabo una intervención en la que liberó a las dos mujeres y detuvo a la cabecilla.

Una de las víctimas fue amenazada y recibió tirones de pelo por orden de la principal acusada. 

Posteriormente, a mediados de julio de 2013, tres procesados se concertaron para traer a la isla a otra compatriota para obligarla a ejercer la prostitución. Hicieron gestiones para pagar el viaje, pero finalmente no se llevó a cabo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook