24 de enero de 2019
24.01.2019

La Policía Nacional detiene a un pirómano por quemar contenedores en Playa de Palma

Los investigadores creen que hay más de un incendiario, y que el arrestado no sería el autor de la gran oleada de fuegos

24.01.2019 | 11:10

La Policía Nacional ha detenido a un presunto pirómano, al que consideran responsable de varios incendios de contenedores en Playa de Palma. Los investigadores siguen con las gestiones para tratar de determinar si es también el autor de la oleada de fuegos intencionados que durante el último año ha destruido más de trescientos depósitos de basura en toda la ciudad, aunque la hipótesis de cobra fuerza es que sean obra de otros incendiarios.

Agentes del Grupo de Atracos de la Policía Nacional, que llevan más de un año investigando la oleada de incendios intencionados en contenedores, han detenido esta madrugada a una persona, a la que en principio consideran responsable de cinco o seis fuegos en depósitos de basura ocurridos en la zona de s'Arenal.

Los investigadores continúan esta mañana con las gestiones, aunque parece que el detenido no estaría  impilicado en la  gran oleada de más de cien incendios intencionados que desde diciembre de 2017 ha destruido más de trescientos depósitos de basura por toda la ciudad.

La Policía considera que el grueso de los incendios sería obra de otros incendiarios, sin conexión con el detenido.

El arrestado permanece esta mañana en las dependencias policiales a la espera de prestar declaración, mientras los agentes realizan nuevas gestiones.

Entre los fuegos que se le imputan al detenido estárían los ocurridos el pasado 8 de diciembre, cuando fueron destruidos once depósitos en las calles Canyes, Asdrúbal y Trasimé. Este incendio ocurrió a plena luz del día, al contrario que la mayoría de los fuegos registrados en Palma, que suelen ser en horario de madrugada.


A lo largo del último año se han registrado más de cien incendios intencinados de contenedores, que han destruido más de trescientos depósitos, provocando unas pérdidas a la ciudad superiores a los 300.000 euros. Los fuegos han destruido además más de una decena de vehículos y han provocado grandes daños en fachadas de inmuebles. En al menos una ocasión, estuvo a punto de provocar la muerte de un hombre, que resultó intoxicado al inhalar el humo provocado por un fuego de unos contenedores junto a la tienda en la que dormía, por lo que el responsable podría ser acusado de intento de homicidio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook