22 de enero de 2019
22.01.2019

A prisión un delincuente habitual por varios tirones y robos en hoteles de s'Arenal

El ladrón se movía en bicicleta y arrebataba teléfonos móviles a los viandantes - Llegó a herir a una de sus víctimas al tirarla al suelo

22.01.2019 | 00:03
El detenido, ayer cuando fue conducido por la Policía a disposición judicial.

La Policía Nacional ha detenido a un delincuente multirreincidente como presunto responsable de una sucesión de robos en el interior de habitaciones de hotel, tirones a viandantes y sustracciones en una farmacia, todo en la zona de s'Arenal de Palma y Llucmajor. El hombre, que estaba siendo buscado por Policía y Guardia Civil, fue finalmente arrestado el sábado por la noche tras una persecución, ya que intentó huir en bicicleta de los agentes. Ayer por la tarde fue conducido por la Policía a disposición judicial y tras prestar declaración la jueza decretó prisión sin fianza.

Según la información facilitada por la Policía, el individuo sería autor al menos de cinco robos en habitaciones de hoteles de s'Arenal, tanto en la zona de Palma como de Llucmajor, donde se introducía tras escalar por las fachadas de los edificios. El hombre entraba mientras los moradores dormían y se llevaba dinero, teléfonos móviles y efectos de valor que encontraba.

Además los investigadores le achacan la comisión de al menos tres robos por el procedimiento del tirón. El hombre se movía en bicicleta por la zona de s'Arenal y cuando veía a alguien hablando con el móvil se acercaba sigilosamente, le arrebataba el teléfono y escapaba con él. Las víctimas fueron dos hombres y una joven. En el último caso, la madre de la chica trató de retenerle y el ladrón la arrojó al suelo y le provocó diversas lesiones.

Según los investigadores, el hombre llevaba cerca de un año cometiendo sustracciones al descuido en una farmacia de la misma zona, de donde se llevaba sobre todo artículos de bebé.

Ante la intensa actividad delictiva del ladrón, la Policía Nacional y la Guardia Civil colaboraron en la investigación, ya que había cometido delitos en las dos demarcaciones. Finalmente, una patrulla policial le reconoció en la noche del sábado. El hombre, al ver a los agentes, trató de darse a la fuga en bicicleta, pero fue capturado tras una persecución.

El detenido es un ciudadano español de 41 años, con una veintena de arrestos anteriores y que tenía en vigor una orden de detención por parte de un juzgado. Se le acusa de al menos cinco robos con fuerza en habitaciones de hotel, tres robos con violencia y un hurto continuado en la farmacia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook