19 de enero de 2019
19.01.2019
Rescate en Totalán

La lluvia no impide que continúen los trabajos de rescate de Julen

Las máquinas continúan los trabajos de movimiento de tierra para abrir un túnel paralelo al pozo

19.01.2019 | 12:21

La lluvia que en las últimas horas ha hecho acto de presencia en Totalán (Málaga) no ha impedido que continúen los trabajos para rescatar a Julen, el niño de dos años que cayó el pasado domingo en un estrecho y profundo pozo en este municipio.

Durante toda la noche ha chispeado en diferentes ocasiones y desde las diez de la mañana la lluvia ha comenzado a caer con más fuerza, pero eso no ha detenido el ritmo de las máquinas que siguen con los trabajos de movimiento de tierra para acometer un túnel vertical paralelo al pozo, según ha podido comprobar Efe.

Además, una de las piezas que se utilizará para perforar el túnel y que llegó esta madrugada está siendo descargada en estos momentos en el cruce que da acceso al municipio de Totalán.

Los técnicos que participan en el rescate de Julen, el niño de 2 años que cayó a un profundo pozo en Totalán (Málaga), confían en llegar hasta él antes del lunes, aunque han aparecido dificultades con el terreno en el que deben practicarse los túneles de acceso hasta el pequeño.

El responsable del operativo, Angel García, que es el delegado del Colegio de Ingenieros de Málaga, ha explicado este viernes a los periodistas que espera lograr el objetivo en ese plazo, aunque ha recordado que cuando se concluya el túnel vertical, el equipo de rescate minero que se ha desplazado desde Asturias deberá hacer una galería horizontal que conecte con el pozo, para lo que ya se preparan otros equipos.


Así está siendo la operación de rescate de Julen.

Ha indicado que el plazo inicialmente previsto "se aleja un poco" tras hallarse un estrato rocoso de pizarra en las excavaciones previas a la ejecución de la perforación vertical -que centra sus esfuerzos- y que ello "ralentiza" los movimientos de tierra.

En este sentido, ha precisado que se aplican otras técnicas más lentas y que espera que la veta hallada tenga escaso espesor.

En condiciones "muy favorables", la ejecución del túnel vertical puede conllevar entre 12 y 15 horas según el tipo de terreno; aunque advierte de que es probable que se tope con roca, lo que ralentizaría y habría que cambiar las cabezas de perforación.

La nueva perforadora -llegada desde unas obras en la carretera M-40 de Madrid, tiene más longitud y permite que no se tenga que rebajar la montaña 30 metros, como inicialmente se había planteado.


Las dos perforadoras, listas para empezar a trabajar. Vídeo: ATLAS

Paralelamente, se seguirá con la succión de material sólido en el pozo y no dejarán de trabajar para tener todo preparado al objeto de acometer un túnel horizontal si fuese necesario, aunque sería una opción más lenta.

Un geolocalizador ha permitido determinar que el pozo donde cayó Julen tiene una desviación entre la boca y el fondo, lo que sirve para afinar los cálculos respecto de las actuaciones a acometer.

Doce máquinas como retroexcavadoras trabajan en la zona, entre las que están las de mayor potencia del mercado y más "no caben, estorban", según García.

Ante la posibilidad que se produzcan lluvias en la zona, ha señalado que no se puede tapar la excavación y so
n imposibles otras medidas que no sean hacer un drenaje para que haya una rápida salida del agua.

Ha destacado que todos los trabajos tienen "la misma prioridad", aunque unos avanzan más rápido que otros y que "es como si Julen fuera el hijo de todos, nosotros vamos a por él".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook