15 de enero de 2019
15.01.2019
Tribunales

Condenada por una denuncia falsa de malos tratos contra su marido

La mujer ha reconocido hoy los hechos en un juzgado de Palma y ha aceptado una pena de multa

15.01.2019 | 15:40
Condenada por una denuncia falsa de malos tratos contra su marido

Un juzgado de Palma  condenó este martes a una mujer a una multa por denunciar falsamente a su marido por maltrato ante la Guardia Civil de Calvià a principios de mayo de 2015.

Tras esta denuncia, el hombre fue detenido y acabó en los calabozos. Un juzgado de violencia sobre la mujer de Palma abrió diligencias y, tras practicar varias pesquisas, el caso fue archivado. De hecho, fue la fiscalía la que pidió al juez el sobreseimiento provisional del procedimiento.

La mujer denunció que su esposo la había agredido esa misma mañana en el Port d'Andratx. Según su versión, él la golpeó en la cara y sufrió una serie de lesiones como una herida inciso contusa en una ceja y una contusión en la región frontal y malar. Sin embargo, los hechos denunciados no se ajustaban a a la realidad, ya que las lesiones que presentaba se las había causado al caerse ella sola.

Este martes, la sospechosa, de 51 años y origen polaco, reconoció los hechos ante la sala en la sede de Vía Alemania. Aceptó una pena de multa de doce meses con una cuota diaria de tres euros por un delito de denuncia falsa.

Inicialmente, la fiscalía solicitaba para ella por estos hechos una multa de dieciocho meses a razón de diez euros al día, pero rebajó la cuantía. La abogada de la acusación particular se adhirió al ministerio público y la defensa mostró su conformidad.

Tras alcanzar un pacto las partes personadas, la magistrada de Palma dictó sentencia 'in voce' e impuso finalmente a la encausada una multa que asciende a 1.080 euros por denuncia falsa. El fallo ya es firme.

Los hechos se remontan al pasado 6 de mayo de 2015 cuando la mujer interpuso una denuncia contra su marido, también de origen polaco, ante la Guardia Civil de Calvià. La denunciante indicó que ese mismo día, por la mañana, su esposo la había agredido en la zona del Port d'Andratx.

La acusada detalló que había sido golpeada en el rostro y que le había causado lesiones tales como una herida inciso contusa en la ceja derecha y una contusión en la región frontal y malar derecha.

Según la fiscalía, la sospechosa en todo momento sabía que estaba faltando a la verdad en los hechos que había manifestado en su denuncia porque las heridas que presentaba se las había causado al caer ella sola.

A raíz de la denuncia presentada, se incoaron al día siguiente unas diligencias urgentes por parte del juzgado de violencia sobre la mujer número 2 de Palma. Poco después, el magistrado acordó el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones a petición del ministerio fiscal. La acusación pública solicitó al juez que cerrara el caso después de que se hubiera tomado declaración a la mujer, a su marido y también a un testigo. Ninguna de las partes personadas en la causa se opuso a que el procedimiento se archivara. Con posterioridad, otro juzgado de instrucción de Palma investigó a la mujer por haber formulado una denuncia falsa, hechos por los que finalmente ha sido condenada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook