30 de diciembre de 2018
30.12.2018

Cuatro jóvenes agreden a un taxista y le roban 400 euros de madrugada en Palma

La Policía cree que los atracadores son los mismos que asaltaron la noche anterior a otro chófer también en Cala Major

30.12.2018 | 02:45
Taxis en el Paseo Marítimo, donde los atracadores subieron al vehículo de la víctima.

Nuevo atraco violento a un taxista en Palma. Cuatro jóvenes agredieron ayer de madrugada a un chófer para robarle los 400 euros de la recaudación, el teléfono móvil y la cartera en Cala Major. Los agresores sujetaron y propinado varios puñetazos en la boca a la víctima para hacerse con el dinero, tras la que se dieron la fuga. El robo es idéntico al ocurrido el día anterior, en el que tres chicos asaltaron de noche a otro taxista en la misma zona y lograron hacerse con un botín de 800 euros y otros efectos. La Policía Nacional sospecha que se trata de la misma banda de delincuentes y está llevando a cabo diversas gestiones para identificarlos y detenerlos.

Este segundo atraco se cometió hacia las cinco de la madrugada, según explicaron fuentes policiales. Cuatro jóvenes pararon un taxi en el Paseo Marítimo de Palma. Aparentando ser unos clientes más, montaron en el vehículo y pidieron al conductor que los llevara a la zona de Cala Major.

Cuando el vehículo llegó a esa barriada, los delincuentes le indicaron que se dirigiera a un lugar apartado y poco transitado. En cuanto el taxi se detuvo, los cuatro jóvenes revelaron sus verdaderas intenciones. Uno de ellos se abalanzó sobre el conductor y lo agarró con fuerza para que no se moviera. Mientras, sus tres compinches empezaron a propinar golpes a la víctima, principalmente puñetazos en la cara.

Los atracadores consiguieron así vencer cualquier atisbo de resistencia del taxista, que sufrió diversas lesiones. Los cuatro jóvenes le arrebataron 400 euros en efectivo, el teléfono móvil y la cartera. La propia víctima alertó de lo ocurrido y al lugar acudieron enseguida patrullas de la Policía Nacional. Los agentes se entrevistaron con el taxista, que aportó una descripción de los cuatro atracadores. Los policías dieron varias batidas por la zona, pero no consiguieron dar con ellos.

El atraco es idéntico al sufrido por otra taxista la noche anterior. Hacia las dos y cuarto de la madrugada del viernes, tres jóvenes requirieron los servicios de un taxi en la plaza de España. El hombre, de unos 50 años, les llevó hasta Cala Major, donde los falsos clientes le indicaron que entrara en la calle Bartomeu Quetglas, una vía sin salida próxima a la avenida Joan Miró.

Cuando les indicó el precio de la carrera, uno de los chicos que iba en la parte trasera del vehículo lo inmovilizó, sujetándole con fuerza del cuello, y los otros dos empezaron a darle puñetazos en la cara y el cuerpo mientras le amenazaban para que no gritara.

Los atracadores lograron llevarse 800 euros en efectivo, que eran la recaudación de la jornada, así como una tableta electrónica, el navegador GPS del coche, un reloj y unas gafas. La víctima sufrió diversas contusiones y fue trasladada a un hospital, donde descartaron que hubiera sufrido lesiones graves.

La Policía Nacional, que investiga los dos atracos, sospecha que son obra de la misma banda. La descripción de los atracadores ofrecida por las víctimas coincide en que tienen entre 20 y 25 años y son de origen sudamericano. Además, en ambos casos utilizaron el mismo modus operandi y cometieron los atracos en la zona de Cala Major.

Los agentes encargados del caso están tratando de encontrar más pistas que permitan identificar y detener a los autores de estos violentos robos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook