20 de diciembre de 2018
20.12.2018
Tribunales

Absuelto de abusos a una niña el director de una entidad juvenil de es Raiguer

La Audiencia de Palma concluye que no hay prueba de cargo suficiente, aun cuando los hechos pudieron ocurrir

20.12.2018 | 02:45

La Audiencia de Palma ha absuelto al director de una asociación juvenil de la zona de es Raiguer de un delito continuado de abuso sexual a una niña de ocho años durante una acampada en un pueblo de la Serra en mayo de 2016 al considerar que no hay pruebas suficientes que acrediten los hechos.

El tribunal de la sección primera ha concluido que la prueba practicada en el juicio es insuficiente para desvirtuar la presunción de inocencia del monitor, de 28 años, aun cuando los hechos pudieron haber ocurrido.

El joven negó los cargos ante la sala, mientras que la menor confirmó que sufrió tocamientos íntimos y besos en la boca. El fiscal solicitó para él diez años de cárcel, la acusación particular reclamó 12 años de prisión y la defensa, su absolución. La Audiencia lo ha exonerado ante las dudas surgidas y las incoherencias y contradicciones detectadas en el relato de la víctima. La sala además añade que la declaración de la perjudicada no viene corroborada por otros elementos objetivos.

"La declaración de la niña no es suficiente para concluir que los hechos por los que se formula acusación han existido, dado que estos no han podido ser, además, comprobados por otros elementos objetivos", destaca la sala.

Lo que cuenta la víctima sobre los tocamientos y besos, según el tribunal, aparece "como posible y lógico", en el sentido de que no es inverosímil ni imposible físicamente. Sin embargo, existen una serie de datos, obtenidos de la prueba practicada, que impiden afirmar que exista la necesaria coherencia interna en el relato de los hechos que realiza. Al no haber suficiente prueba, el acusado ha sido absuelto.

La menor acudió a una acampada con otros niños a mediados de mayo de 2016 con el acusado y otros monitores. No ha quedado acreditado que el joven abusara de la perjudicada, de ocho años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook