18 de diciembre de 2018
18.12.2018
Diario de Mallorca
Tribunales

Condenado a tres años por grabarse con una cámara oculta teniendo sexo con su pareja

El acusado también filmó a la hija de su compañera, de 13 años, desnuda mientras se duchaba en casa

18.12.2018 | 16:07
Condenado a tres años por grabarse con una cámara oculta teniendo sexo con su pareja

Un juzgado de Palma condenó ayer a un hombre a penas que suman tres años de cárcel por grabar con una cámara oculta a la hija de su pareja, de 13 años, desnuda cuando se duchaba en el baño de casa y también por filmar las relaciones sexuales que él mantenía con su compañera sentimental sin su consentimiento a mediados de 2017.

El acusado, de 38 años, reconoció los hechos ante el magistrado y se declaró autor responsable de dos delitos contra la intimidad.

En un principio, la fiscalía reclamaba para él cuatro años y medio de prisión, pero se le ha apreciado la circunstancia atenuante de reparación del daño al haber consignado una parte de la indemnización, por lo que se le ha rebajado la pena.

El juez dictó sentencia 'in voce' contra él y le impuso tres años de cárcel y una indemnización por los daños morales ocasionados de 7.000 euros, de los que aún faltan por pagar 4.500 euros.

El sospechoso no llegará a ingresar en prisión por estos hechos debido a que se le ha suspendido la condena por un periodo de tres años con la condición de que no delinca, que pague la responsabilidad civil y una multa de 18 meses y también se someta a un programa formativo de educación sexual

El hombre se mostró conforme y las víctimas también estuvieron de acuerdo con el pacto alcanzado en la sede judicial de Vía Alemania. La sentencia es firme.

Los hechos se remontan a mediados de 2017, entre abril y principios de junio de ese año, cuando el acusado, atentando contra la intimidad de las personas con las que convivía en un domicilio en Llucmajor, instaló en la habitación de la vivienda que compartía con su pareja una cámara para grabar las relaciones sexuales que mantenía con ella, sin que esta lo supiera y lo autorizara.

Además, en esas fechas, colocó la cámara oculta en el radiador del baño de la casa para filmar imágenes de las hijas de su compañera, menores de edad, también sin su consentimiento.

Según la fiscalía, el hombre logró grabar a una de ellas, una adolescente de 13 años, desnuda mientras se duchaba. A consecuencia de estos actos, las víctimas han sufrido perjuicios morales.
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook