05 de diciembre de 2018
05.12.2018
Tribunales

Condenado a 3 años por atracar a un menor con un cuchillo en Palma

El asaltante, de 46 años, robó a la víctima, de 14, su teléfono móvil y la cartera en los baños de la estación Intermodal de Palma el pasado mes de octubre

04.12.2018 | 20:42
El asaltante, de 46 años, durante la vista oral celebrada ayer en un juzgado de Palma.

Un juzgado de Palma ha condenado a tres años de prisión a un hombre por atracar a punta de cuchillo a un menor de 14 años en los baños de la estación Intermodal de la ciudad el pasado mes de octubre.

El asaltante, de 46 años y que carece de antecedentes penales, aprovechó el momento en el que se encontraba a solas con el adolescente en los aseos para amedrentarle con el arma blanca. Le exigió que le entregara su cartera y el teléfono móvil. La víctima obedeció y el ladrón huyó con el botín. Poco después, fue interceptado por los vigilantes de seguridad de la estación, pero no se pudo recuperar ni el terminal ni los diez euros que llevaba en la cartera.

El acusado, que actualmente está en prisión provisional por estos hechos, cuando perpetró el violento robo se hallaba con sus capacidades volitivas mermadas por la adicción a las drogas. Antes del juicio consignó 610 euros para hacer frente a la responsabilidad civil.

El hombre, de nacionalidad española, reconoció los hechos ayer ante la sala. Inicialmente, la fiscalía solicitaba para él una pena de cuatro años y medio de cárcel, mientras que la abogada de la acusación particular, Isabel Fluxà, pedía cinco años de prisión.

Al final, las partes alcanzaron ayer un acuerdo y el acusado se declaró autor responsable de un delito de robo con intimidación.

Seis años de alejamiento


La magistrada dictó sentencia 'in voce' contra él y le impuso tres años de cárcel y la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros y comunicarse con el menor durante seis años. En concepto de responsabilidad civil, la jueza fijó una indemnización de 600 euros por el teléfono robado y otros diez euros por el dinero del que se apoderó.

La magistrada apreció la circunstancia atenuante de reparación del daño al haber consignado el dinero y la de toxifrenia, al hallarse bajo los efectos de las drogas.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 1 de octubre de 2018 a primeras horas de la mañana. Sobre las ocho de la mañana de ese día, el asaltante se dirigió a la zona de baños de la estación Intermodal de Palma. El hombre se introdujo en los aseos, después de que entrara un menor de 14 años.

El atracador aprovechó que ambos se hallaban solos y entonces sacó de su mochila un cuchillo de cocina de mango negro y de grandes dimensiones y lo esgrimió contra el adolescente para infundirle temor. Al mismo tiempo, le ordenó: "Dame la cartera y el teléfono móvil".

El perjudicado le entregó la cartera y el móvil. El acusado se hizo con el botín y con diez euros en efectivo que llevaba la víctima y se dio a la fuga. El hombre, de 46 años, huyó por la escalera mecánica de la estación Intermodal y el menor le siguió.

El adolescente relató lo ocurrido a los vigilantes de seguridad a quienes ofreció una descripción detallada del sospechoso. Poco después, el atracador fue interceptado por los vigilantes. Tras su detención, la víctima lo reconoció sin ningún género de dudas tanto en sede policial como en sede judicial. Ayer, el encausado confesó haber cometido el violento robo ante la sala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook