22 de noviembre de 2018
22.11.2018

Juicio por matar de un tiro a un perro que se coló en su finca de Llucmajor

El acusado, que se enfrenta a 15 meses de prisión, alega que el animal se le echó encima y temió ser atacado

22.11.2018 | 00:53

La fiscalía pide un año y tres meses de prisión para un hombre que mató de un tiro a un perro que se coló en su finca en Llucmajor. El sospechoso, acusado de maltrato animal, alegó que disparó cuando el can, un podenco ibicenco, se le venía encima y temió ser atacado. El propietario del perro reclama una indemnización de 15.000 euros.

Los hechos ocurrieron el 22 de agosto de 2017 en un predio del camino d'es Palmer. El procesado contó que sorprendió a tres perros intentando entrar en una jaula donde tenía perdices. Fue a por su escopeta y una caja de cartuchos y trató de ahuyentarlos tirando una piedra. "No se fueron. Uno vino a por mí y cuando estaba a dos o tres metros le disparé", dijo.

El dueño del animal, que cazaba en una finca colindante, contó que la perra fallecida era "la mejor de la manada" y que entró en la propiedad del acusado junto a otros dos canes persiguiendo un conejo. Además, señaló que no era un animal peligroso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook