19 de noviembre de 2018
19.11.2018
Tribunales

Piden 10 años al director de una entidad juvenil de Mallorca por abusos a una niña

El juicio contra el sospechoso está previsto que se celebre esta semana en la Audiencia de Palma

19.11.2018 | 15:12
Piden 10 años al director de una entidad juvenil de Mallorca por abusos a una niña

La fiscalía reclama una condena de diez años de prisión para el director de una entidad juvenil de Mallorca por abusos sexuales continuados a una niña de ocho años durante unos campamentos a mediados de mayo de 2016.

El juicio contra el sospechoso, de 28 años, que también ejercía de monitor de actividades de tiempo libre está previsto que se celebre esta semana en la Audiencia de Palma.

La acusación pública considera al joven autor responsable de un delito continuado de abuso sexual a un menor de edad. Además de los diez años de cárcel, el ministerio fiscal solicita que se le inhabilite para cualquier trabajo o voluntariado relacionado con menores y para el ejercicio de acogimiento, así como que se le prohíba aproximarse y comunicarse con la víctima durante once años. También pide que el tribunal le imponga la medida de seis años de libertad vigilada.

En concepto de responsabilidad civil, el procesado deberá indemnizar a la perjudicada con 10.000 euros por los padecimientos sufridos y los daños morales infligidos, según la petición de la fiscalía.

Los hechos se remontan a mediados de mayo de 2016 durante una acampada que un grupo de menores realizaba en un pueblo de la Serra de Tramuntana. En esas fechas, el acusado, aprovechando su condición de monitor y director de una entidad juvenil de la isla  sometió a una niña de ocho años a tocamientos íntimos, según la versión de la acusación.

Estos abusos se produjeron en al menos dos ocasiones en los campamentos. Además, también besó a la menor en la boca e hizo que esta le tocara en sus genitales por encima de la ropa, según la fiscalía.

Como consecuencia de estos hechos, la víctima sufrió alteraciones como ansiedad, miedo, vergüenza, retraimiento y otras dificultades que al final hicieron que fuera derivada a la unidad especializada del Consell de Mallorca UTASI para tratamiento psicoterapéutico de menores. En esas fechas, en el verano de 2016, un juzgado dictó un auto que prohibía al acusado acudir a las asociaciones del pueblo, incluyendo la escuela de verano y la entidad juvenil, así como acercarse a la niña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook