09 de noviembre de 2018
09.11.2018
Investigación

Un detenido, muy grave al ahorcarse en los calabozos de la Jefatura de Policía de Palma

El arrestado, de origen magrebí, iba a ser expulsado hoy al encontrarse en situación irregular

08.11.2018 | 21:15
Jefatura Superior de Policía de Balears, en la calle Simó Ballester de Palma.

Un detenido, de origen magrebí, fue ayer hospitalizado en estado muy grave al ahorcarse cuando estaba confinado en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Balears. El arrestado, de unos 30 años, iba a ser expulsado hoy del país al encontrarse residiendo en España en situación irregular.

Los hechos ocurrieron sobre las dos de la tarde de ayer en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Balears, en la calle Simó Ballester de Palma. Este hombre había sido arrestado previamente por agentes de la Policía Local de Palma y, al consultar su situación a la Policía Nacional, saltó en la base de datos que tenía una orden de expulsión inminente del territorio nacional, al encontrarse residiendo en España en situación irregular.

Los agentes de Extranjería le comunicaron al detenido que la orden de expulsión se iba a materializar hoy. No obstante, el arrestado debería permanecer recluido en el calabozo antes de ser puesto a disposición judicial en la tarde de ayer.

El hombre no llegó al juzgado de guardia. Cuando los agentes que se encargaban de su custodia volvieron a reparar en su situación en el calabozo, comprobaron que el detenido se había ahorcado colgando su jersey de los barrotes.

Nada más darse cuenta de lo que había ocurrido en los calabozos, los agentes encargados de su custodia acudieron con celeridad y descolgaron al detenido, que se encontraba inconsciente. A continuación le realizaron maniobras de reanimación cardiopulmonar. Mientras estaban intentando resucitar a la víctima, avisaron a los servicios de emergencia.

Ingresado en Son Llàtzer


Los policías mantuvieron los ejercicios hasta que las asistencias sanitarias del Ib-salut acudieron a las dependencias policiales. Los facultativos aplicaron al detenido maniobras avanzadas de reanimación cardiopulmonar hasta que consiguieron estabilizar sus constantes vitales.

Con un hilo de vida, el detenido fue trasladado en una UVI móvil hasta el hospital Son Llàtzer. Allí quedó ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos. Su estado era muy grave.

El incidente ocurrido ayer en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía fue comunicado al Juzgado de Instrucción número 2 de Palma, que estaba en funciones de guardia, y a la Delegación del Gobierno en Balears.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook