31 de octubre de 2018
31.10.2018
Diario de Mallorca
Seprona

Investigan si el perro lobo huido de Puigpunyent mató 8 ovejas en Estellencs

Una vecina de Son Net vio ayer al can, que aparentaba estar herido, merodeando por la zona

31.10.2018 | 00:00
Las ovejas víctimas de la matanza, en la finca de Estellencs.

Los propietarios de una finca de las proximidades de Estellencs descubrieron ayer por la mañana que uno o varios perros asilvestrados les habían matado al menos ocho ovejas, una matanza que inicialmente se atribuye al perro lobo que se escapó la semana de una finca de Puigpunyent. Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil realizaron una inspección ocular en el lugar, mientras que una vecina de Son Net vio ayer por la tarde al animal fugado merodeando por la zona.


El perro lobo fugitivo, visto ayer en las proximidades de la reserva de es Galatzó. 

Según confirmó ayer el alcalde de Estellencs, Bartomeu Jover, a primera hora de la mañana los propietarios de una finca situada a unos tres kilómetros de la localidad descubrieron que uno varios perrros habían provocado una matanza en uno de sus rebaños. Al menos ocho ovejas habían sido muertas. De inmediato las sospechas recayeron en el último perro lobo que sigue fugado de la jauría que se escapó la semana pasada de una parcela de Son Net, en Puigpunyent.

La zona donde aparecieron las ovejas está a poca distancia de Puigpunyent, y todos los indicios apuntaban a perros asilvestrados. De hecho, el alcalde de Estellencs dudaba de que un perro solo hubiera podido provocar una matanza así, e indicó sus sospechas de que hubiera sido más de un perro.

Al parecer hay testigos que han visto en las últimas horas al perro fugado, que podría estar herido, lo que, según Jover, lo podría hacer más peligroso. El alcalde de Estellencs hizo un llamamiento para que los propietarios de rebaños que puedan poner a cubierto sus animales, lo hagan.

Mientras tanto, la Guardia Civil sigue buscando al perro fugado y ha instalado más jaulas trampa.

Una vecina de Son Net habría visto al animal herido merodeando por los alrededores de la finca de donde se había escapado.

La manada, de unos seis ejemplares, se escapó el pasado viernes de la finca y habrían matado y devorado dos ponis de la reserva de es Galatzó. El resto de los anmales volvió a casa en los días siguientes.


Varios de los perros de la manada, en la finca de Puigpunyent.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook