18 de octubre de 2018
18.10.2018
Tribunales

Condenado a tres años y medio por atracar a un menor a punta de navaja en Palma

El tribunal no deduce testimonio al perjudicado, quien acusó falsamente al asaltante de agresión sexual

18.10.2018 | 15:46
El joven acusado, durante el juicio en la Audiencia de Palma.
La Audiencia de Palma ha condenado a un joven a una pena de tres años y medio de prisión por atracar a un menor a punta de navaja en el Paseo Marítimo en la Nochebuena de 2015. 

El tribunal de la sección primera ha absuelto al sospechoso, de 22 años, de un delito de agresión sexual después de que la fiscalía retirara estos cargos contra él debido a que el perjudicado se desdijo en el juicio y reconoció haber mentido cuando denunció que el muchacho le había obligado a realizarle una felación.

La sala no ha atendido a la petición de la fiscal de investigar a la víctima por falso testimonio. Según detalla la sentencia, no se le deduce testimonio por un delito de denuncia falsa porque, tanto al tiempo de la denuncia como de su ratificación judicial, era menor de edad.

Los magistrados han impuesto al atracador la pena mínima de tres años y seis meses de cárcel por un delito de robo con violencia o intimidación, con uso de armas, con la circunstancia agravante de reincidencia y las atenuantes de reparación del daño y drogadicción.

En concepto de responsabilidad civil, el encausado tendrá que indemnizar al perjudicado con 129 euros.

Según se declara probado, los hechos ocurrieron el pasado 25 de diciembre de 2015, sobre las seis y media de la mañana, cuando el asaltante, con una condena anterior por un robo con violencia, se hallaba en el Paseo Marítimo de Palma.

Allí, entabló conversación con un menor de 17 años, al que ya conocía como usuario de una red social de Internet, y se ofreció a acompañarle a su casa con el propósito de desvalijarle. 

Durante el trayecto a pie, el sospechoso trató de ganarse la confianza de la víctima diciéndole que no se preocupara, que él era buen chico y que le habían robado el móvil. De vez en cuando incluso sujetaba al menor por el brazo para animarle a continuar.

Cuando ambos llegaron a la altura del parque de sa Feixina, el acusado tiró del menor hacia un lugar solitario, apartado de la vista de terceros, y entonces sacó una navaja y se la puso en la parte alta del abdomen. Acto seguido, le dijo: "Dame lo que tengas si no quieres problemas". El perjudicado le entregó su teléfono móvil, valorado en 129 euros. 

El asaltante huyó del lugar con el botín después de advertirle: "No te muevas de ahí si no quieres que te pase nada".

La sentencia destaca que no ha quedado probado que en un aparcamiento cercano a una discoteca el acusado agarrara al perjudicado del cabello y le obligara a realizarle una felación. Por estos hechos, ha sido absuelto.

El tribunal ha rechazado aplicar el tipo atenuado de robo con violencia debido a que el atracador le colocó un arma blanca cerca del pecho, en una zona vital, y planificó el golpe con antelación. Tampoco ha apreciado la atenuante de confesión tardía que planteó la defensa.
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook