13 de octubre de 2018
13.10.2018

Piden 7 años de cárcel a un hombre por pegar a su mujer y atarla a la cama

Los hechos ocurrieron en su domicilio de Sant Lluís, en Menorca - La víctima sufrió lesiones de carácter leve

13.10.2018 | 02:45
La Audiencia Provinicial de Palma juzgará la semana que viene a un vecino de Sant Lluís, Menorca, acusado de propinar una paliza a su pareja, a la que mantuvo durante horas atada a la cama y amenazó de muerte. El fiscal solicita para él una pena total de siete años y ocho meses de cárcel por los delitos de malos tratos, detención ilegal y amenazas.

Los hechos que se juzgarán ocurrieron los días 26 y 27 de mayo pasados, entre las diez y media de la noche y las doce del mediodía siguiente en la casa familiar, en Sant Lluís. Según el relato del fiscal, esa noche el acusado mantuvo una discusión con su mujer, a la que empujó por la espalda contra la pared. La víctima cayó contra un mueble del salón y entonces él saltó sobre ella y le pisó fuertemente un pie.

La mujer trató de escapar, pero entonces él cerró la puerta principal con llave y agarró a la víctima del cuello y la llevó a la fuerza a una habitación, en la planta superior de la vivienda. Una vez allí le propinó una bofetada en el labio y le mordió en la barbilla, al tiempo que le decía que le iba a arrancar la cara "de un bocado". Ella seguía intentando zafarse y él le arrojó un cenicero de cristal a la cabeza y la dejó aturdida.

Entonces el individuo ató a la víctima de pies y manos a las patas de la cama con una cinta que la mujer empleaba para realizar labores de ganchillo. La mujer permaneció atada varias horas hasta que consiguió deshacer las ataduras. Finalmente, sobre las doce y media del mediodía siguiente se aprovechó de un despiste del agresor y logró pedir ayuda a una vecina, que avisó a la Policía.

Durante el tiempo en que permaneció atada el hombre profirió amenazas de muerte: "Te voy a dejar aquí toda la noche y te van a encontrar muerta", le dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook