09 de octubre de 2018
09.10.2018

Inundación mortal en Sant Llorenç

Las fuertes tormentas registradas provocan el desbordamiento del torrente y dejan al menos dos muertos y varios desaparecidos - El agua arrastra vehículos, los conductores quedan atrapados y el pueblo permanece incomunicado

10.10.2018 | 01:23
Inundación mortal en Sant Llorenç

Histórica

  • Una torrentada que no se vivía desde 1989
    Por la cantidad de agua caída se puede considerar una torrentada histórica comparable a la ocurrida en 1989 ya que llovió durante más de tres horas seguidas de manera intensa. Llegaron a caer más de 180 litros por metro cuadrado en una hora.
     


Sant Llorenç vivió ayer una jornada negra a causa de las intensas lluvias. Las inundaciones provocaron al menos dos víctimas mortales. Dos hombres, vecinos de la localidad, de 71 y 83 años. El primero, de edad avanzada, se vio sorprendido en el interior de un sótano de su casa por la tromba de agua como consecuencia de las intensas precipitaciones caídas sobre el Llevant de Mallorca. La segunda víctima apareció muerto en la parcela 72 del polígon 15 en la carretera de Canyamel a Artà. Las tormentas también dejaron heridos, desaparecidos, decenas de atrapados en sus casas y en las vías de acceso al pueblo y numerosas viviendas y locales con múltiples desperfectos, incluso del Ayuntamiento. Muchos vecinos esperaron durante toda la noche en sus casas para ser rescatadas desde los tejados y los balcones.

Más de un centenar de efectivos de Salvamento Marítimo, que activaron un helicóptero para sobrevolar el área, Bombers de Mallorca, Guardia Civil, Policial Local y ambulancias se vieron desbordados por la multitud de rescates solicitados, dada la magnitud de la catástrofe.

Al cierre de esta edición los desaparecidos se contaban por docenas y eran muchos los familiares que trataban desesperadamente de saber de su paradero. Los efectivos desplazados intervinieron en múltiples rescates de personas que habían quedado atrapadas en sus casas. "Hemos tenido que llamar al 012 y han tenido que venir a sacarnos por una ventana porque el agua no paraba de subir. Estoy asimilando lo que me ha pasado. Aguantaba una puerta que tenía agua que alcanzaba mi altura", relató uno de los afectados. Los efectivos desplazados a la zona se vieron desbordados hasta el punto de que la Administración central y autonómica decidieron movilizar al Ejército. Desde Valencia llegarán a la isla ochenta soldados y siete vehículos del Tercer Batallón de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En el municipio llegaron a caer más de 180 litros por metro cuadrado, 150 de ellos, en menos de dos horas lo que provocó el desbordamiento del torrent de ses Planes y el agua arrastró todo lo que encontraba a su paso, incluyendo numerosos coches. Como consecuencia de las intensas precipitaciones otros municipios del norte de Llevant también sufrieron los efectos de las fuertes tormentas: la Colònia de Sant Pere, en Artà, Son Servera, s'Illot y Porto Cristo.

Sin luz ni teléfono

Debido a la intensidad del agua caída el Consell de Mallorca cerró media docena de carreteras : la Ma-4021 de Manacor a Son Carrió; la Ma-12 en el kilómetro 12,5 a la altura del torrente de Na Borges; la Ma-4030 de Sant Llorenç a Son Servera; la Ma-15 f y la Ma-3322 en el kilómetro 12,3. Pasada la media noche se fue recobrando la normalidad.

Muchos conductores quedaron atrapados en sus coches en las rotondas de acceso a la localidad desde Son Servera, Cala Rajada y Manacor. Además, varios núcleos urbanos de la zona se quedaron sin suministro eléctrico ni conexiones telefónicas. Cuatro transformadores de la luz cayeron como consecuencia de las fuertes lluvias y dejaron sin suministro eléctrico a buena parte de la población afectada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook