16 de septiembre de 2018
16.09.2018

Una conductora arrolla al empleado de una gasolinera y se fuga sin pagar

La mujer abonó el repostaje por la tarde y, luego, prestó declaración ante la Policía Local de Palma

16.09.2018 | 02:45
Gasolinera del polígono Son Oms de Palma donde un empleado fue arrollado por un coche.
Una conductora arrolló la madrugada de ayer a un empleado de una gasolinera de Son Oms, en Palma, y se dio a la fuga sin pagar. La víctima fue atendida de policontusiones. La Policía Local abrió una investigación. Horas después, ella acudió a la estación de servicio y abonó el repostaje.

Los hechos se produjeron sobre la una de la madrugada en la estación de servicio de Son Oms. La conductora de un Mercedes B-180 entró en la oficina con la supuesta intención de pagar. Al parecer, su tarjeta de crédito fue denegada hasta en tres ocasiones. la mujer reaccionó de forma airada y se dio media vuelta. "¡No te voy a pagar, que te pague tu puta madre!", espetó, según rezaba el atestado policial.

"Tenía miedo"

Al encargado del repostaje, le comunicaron que la conductora no había abonado el importe del combustible. El trabajador le indicó que debía abonarlo. La mujer se mostró indiferente, hizo caso omiso a las palabras y arrancó el motor para abandonar el lugar sin pagar.

A continuación, el hombre se colocó delante del vehículo para impedir su fuga, pero la mujer dio marcha atrás. Recorrió unos veinte metros para eludir a la víctima. El trabajador se situó a la altura de la ventanilla izquierda y se agarró a ella en marcha para conminarle a pagar, pero la conductora pisó a fondo el acelerador arrastró al trabajador, de 25 años, unos 60 metros antes de partir sin pagar el repostaje. En uno de los giros a la izquierda, el joven cayó y se golpeó contra el suelo.

Agentes del Grup d'Acció Preventiva (GAP) de la Policía Local de Palma se dirigieron a la gasolinera de Son Oms para esclarecer los hechos.

Tras repasar las grabaciones de la gasolinera, los agentes de la Policía Local consiguieron determinar que la mujer iba al volante de un Mercedes B-180, a nombre de una inmobiliaria, situada en la calle Andorra de Llucmajor.

Horas más tarde, la mujer, de nacionalidad rusa, se personó en la gasolinera de Son Oms y pagó la cantidad de dinero que adeudaba por el repostaje de combustible. Los empleados avisaron a la Policía Local y ella fue citada para declarar en el cuartel de Sant Ferran. La conductora acudió sin dilación y justificó su actitud anterior a que "tenía miedo". Tras testificar, quedó en libertad con cargos por lesiones leves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook