11 de septiembre de 2018
11.09.2018

La Policía de Florida culpa al camionero del accidente con cuatro mallorquinas muertas

Los investigadores concluyen que circulaba distraído y a velocidad excesiva cuando chocó con el coche de las víctimas

11.09.2018 | 02:45
La autocaravana contra la que se estrelló el coche de las mallorquinas tras ser embestido por el camión el 5 de marzo en Florida.
La Policía de Florida (Estados Unidos) considera "culpable" al camionero implicado en el accidente de tráfico en el que  murieron cuatro jóvenes mallorquinas de 30 y 31 años el pasado mes de marzo. Los investigadores han llegado a la conclusión de que el hombre circulaba a velocidad excesiva y sin prestar atención a la carretera. Estos dos factores le llevaron a no poder frenar a tiempo o esquivar el turismo de las cuatro víctimas, parado en la calzada para efectuar un giro a la izquierda, y embestirlo por la parte trasera. Los agentes han citado como acusado al camionero por violar las normas de circulación en un proceso administrativo, pero no le imputan cargos criminales. El hombre ha sido también demandado por los familiares de las mallorquinas en un procedimiento civil.

En un extenso informe sobre el siniestro al que ha tenido acceso DIARIO de MALLORCA, la Florida Highway Patrol (FHP) determina que el conductor del camión circulaba a 60 millas (96,5 kilómetros) por hora en un tramo de carretera cuyo límite es de 55 (88). El Nissan Rogue de las cuatro chicas mallorquinas, Teresa Sánchez, Ana Gaitán, Francisca Cortés y Maria López-Bermejo, estaba parado en la carretera, una vía de doble sentido muy transitada, esperando para efectuar un giro a la izquierda debidamente indicado con el intermitente. Varios conductores que circulaban por la zona han explicado que vieron el coche de las víctimas detenido en la parte izquierda de su carril y cómo pudieron sortearlo sin problemas por la derecha.

La FHP concluye en su informe que el conductor del camión no pudo frenar a tiempo ni esquivar el coche de las jóvenes por su exceso de velocidad y su falta de atención a la carretera. Así, impactó a gran velocidad contra la parte trasera del turismo, lanzándolo contra el carril destinado al sentido contrario. El Nissan Rogue chocó entonces de frente contra una autocaravana que iba en dirección opuesta y acabó estrellándose contra un árbol. Las cuatro mallorquinas fallecieron en el acto. Todas dieron negativo en las pruebas de alcohol y drogas y llevaban puesto el cinturón de seguridad, según el informe policial.

El conductor de la autocaravana explicó a los investigadores que al ver el Nissan Rogue parado en la carretera redujo la velocidad y de pronto vio cómo el coche era embestido por detrás por el camión. Intentó evitar el choque, pero no pudo. "Todo ocurrió muy rápido", declaró este conductor.

El informe concluye que el conductor del camión, que no había consumido alcohol ni drogas, "ha sido encontrado culpable de infringir el estatuto del estado de Florida por conducción negligente". La Policía de Florida, pese al trágico desenlace del accidente, no imputa cargos criminales al camionero. El caso ha sido cerrado con la entrega al acusado de una citación por una infracción administrativa, que habitualmente acarrea el pago de una sanción económica.

Al margen de la investigación policial, las familias de las cuatro chicas fallecidas presentaron a principios de verano una demanda civil, a través de un bufete de abogados norteamericano, contra el camionero, al que exigirán una indemnización. El procedimiento está todavía en fase inicial.
El accidente ocurrió el pasado 5 de marzo, a las dos de la tarde, en la carretera de los Cayos de Florida. Las jóvenes mallorquinas estaban disfrutando de unos días de vacaciones en Estados Unidos. Habían ido a visitar a una amiga residente en Miami y aquel día realizaban una ruta turística en coche por los Cayos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook