12 de agosto de 2018
12.08.2018
Semana Negra

El novio infiel que usó el fútbol como coartada

12.08.2018 | 02:45
Un taxi sufrió la rotura de una luna en la zona del Born, en Palma.
Hace varios días un hombre fue detenido en Palma por presuntamente agredir a su novio, después de encontrarle en la cama con otro. Nada más descubrir la infidelidad, su pareja salió al paso explicándole que no era lo que parecía y que ambos estaban viendo el fútbol en la cama. No se lo creyó. ¿Desnudos para ver un partido? El sospechoso, que luego fue puesto en libertad, manifestó que él también fue golpeado.

El falso diplomático

La Guardia Civil y los funcionarios del juzgado sudaron tinta esta semana por un caso de violencia de género en la zona de Calvià. El sospechoso, un extranjero que presuntamente había pegado a su pareja, había explicado que era diplomático. Los investigadores trataron de averiguar si tenía inmunidad. Al final, el pasado lunes, después de intensas gestiones, se comprobó que el hombre no era diplomático sino un trabajador de la ONU. Tras los esfuerzos para esclarecer el caso, la víctima al final no quiso denunciarle.

El actor fue la sensación

El pasado martes, Til Schweiger, el actor y director de cine alemán vecino del exciclista Jan Ullrich, causó sensación nada más llegar a los juzgados de Vía Alemania de Palma. La consagrada estrella de cine germana acudió al edificio para declarar en calidad de perjudicado. El cineasta se mostró muy amable y atento cuando varias funcionarias le pidieron hacerse una foto con él. No dudó en posar junto a ellas.

Un taxi con la luna rota

La Policía Nacional acudió el martes por la tarde a la plaza de la Reina, en Palma, después de que a un taxi le rompieran la luna delantera. A esas horas, la zona del Born estaba repleta de turistas. Los agentes se entrevistaron con varios testigos para averiguar cómo se habían producido los hechos. Sobre las cuatro y media de la tarde, se empezaron a acumular muchos vehículos por las inmediaciones y circular por allí se convirtió en una pesadilla.

Llamadas intempestivas

A mediados de esta semana, un hombre se dedicó a llamar a los juzgados de Palma a horas intempestivas. El ciudadano telefoneó en tres ocasiones a altas horas de la madrugada para explicar un problema que le quitaba el sueño. Había comprado un coche de segunda mano y, según su versión, no estaba satisfecho con la adquisición.

Lágrimas y abrazos

El pasado miércoles al mediodía se vivió una conmovedora escena en un rellano de los juzgados de Palma. Un hombre de mediana edad y un joven que acababa de salir libre de los calabozos se fundieron en un abrazo y empezaron a llorar. Una persona que pasaba por allí y los vio indicó que seguro que eran padre e hijo. Si bien, un tercero que conocía el caso le corrigió. "Son pareja", aclaró. El muchacho había sido detenido por una pequeña riña con su compañero sentimental, quien se personó en los juzgados y esperó a que quedara libre. Por el abrazo que se dieron parece que ambos se reconciliaron.

Pierna ensangrentada

Hace unos días, un joven pidió ayuda a gritos a una vecina de Manacor a primeras horas de la tarde. El afectado llevaba una pierna completamente ensangrentada. Al parecer, pegó una patada a la cristalera de un establecimiento cercano, el vidrio se rompió y una parte le cayó encima de la pierna, lo que le causó un considerable corte. La mujer se alarmó ante la situación.
juego de palabras

La Policía y la Guardia Civil suelen tirar de ingenio para bautizar sus operaciones. Uno de sus recursos más habituales son los juegos de palabras. Una de las últimas investigaciones del instituto armado fue nombrada 'Castle Wing'. Traduciendo literalmente del inglés, 'Castillo Ala'. Las pesquisas eran sobre un violento asalto que sufrieron dos ancianas en la zona del castillo de Alaró, donde una banda de atracadores se llevó unos 50.000 euros el pasado mes de abril. Los agentes han detenido a diez personas, cinco de las cuales han ingresado en prisión.

Son espases, el tercer mundo

La recogida de fondos para repatriar a un joven británico que sufrió una grave lesión medular al tirarse de cabeza a una piscina en Magaluf ha sido muy polémica. La novia de la víctima solicitó en Internet donativos para pagar los más de 20.000 euros que cuesta el traslado. Entre sus argumentos, que Son Espases no tenía los medios necesarios para atenderlo, algo que el hospital negó después. Un internauta, con mucha sorna, colgó una elocuente imagen en la página dedicada a la captación de fondos. "Ayúdanos a sacarlo de este hospital del Tercer Mundo", publicó sobre una imagen del gigantesco y moderno hospital de Palma.

El 061, en el juzgado

Un joven detenido sufrió hace unos días una indisposición cuando se encontraba en los calabozos del edificio judicial de Vía Alemania. Los policías que lo custodiaban lo trasladaron a la clínica forense para que fuera examinado. Además, se pidió una ambulancia para que los efectivos sanitarios determinaran qué le ocurría. El sospechoso tuvo un comportamiento muy desagradable tanto con los agentes como con el forense. Finalmente, no fue necesario trasladarlo a un hospital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine