11 de agosto de 2018
11.08.2018
Investigación

El abuelo cuya nieta murió olvidada en un coche, libre tras prestar declaración

La Policía Nacional interrogó al sospechoso, de 56 años, en calidad de investigado ayer por la noche por un homicidio imprudente

11.08.2018 | 12:18
El abuelo cuya nieta murió olvidada en un coche, libre tras prestar declaración
El abuelo cuya nieta murió ayer olvidada dentro de un coche, donde pasó unas ocho horas en Manacor, ha quedado en libertad tras prestar declaración ante la Policía Nacional.

El sospechoso, de 56 años, está imputado por un delito de homicidio imprudente. El hombre sufrió ayer tarde una crisis nerviosa al descubrir el cuerpo de la bebé de 10 meses en el interior de su monovolumen y tuvo que ser trasladado al hospital. 

Tras recibir el alta, la Policía Judicial de Manacor le tomó declaración ayer por la noche en calidad de investigado. Después del interrogatorio, el abuelo quedó en libertad a la espera de que el juzgado de instrucción de Manacor le cite.

"Es muy buena persona, ha sido una desgracia, él está destrozado. Quería a su nieta con locura", ha asegurado hoy una vecina de la calle s´Hort des Cabré, donde todavía permanece estacionado el coche en el que fue hallada la bebé muerta. En el interior del turismo, se encuentra la sillita de la pequeña girada y una bolsa con sus enseres. Los investigadores inspeccionaron minuciosamente el vehículo ayer por la tarde.

Hoy por la mañana, está previsto que se le practique la autopsia a la menor fallecida. En un primer examen, no se apreciaron señales de violencia y la hipótesis que se manejaba es que la bebé quedó desatendida muchas horas a unas temperaturas muy altas, por lo que acabó pereciendo.

La localidad de Manacor y el núcleo de Son Macià, donde viven los padres de la pequeña, han amanecido conmocionados por el suceso. Las fiestas de Son Macià han quedado suspendidas como señal de duelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook