23 de julio de 2018
23.07.2018
Siniestro en la Serra de Tramuntana

Incendio en Cala Estellencs: "Se veían las llamas, recogimos y nos fuimos"

Los vecinos que cenaban en la playa se vieron sorprendidos por el fuego - "El incendio subía y nosotros lo hacíamos retroceder con los tractores"

23.07.2018 | 02:45

"Estábamos cenando en la cala. Normalmente se celebran estas cenas dos veces al año en el bar de la playa. Somos compañeros, vecinos de la zona y veraneantes. Hacemos un 'pa amb oli' y luego ponen música hasta las doce de la noche o la una. Entonces, todo se acaba para que los residentes puedan descansar. Ayer (por el sábado) pasadas las diez y media de la noche, mientras estábamos sentados se veían las llamas, todos recogimos y nos fuimos". Una vecina relata cómo desalojaron Cala Estellencs al percatarse del incendio forestal.

"Hubo gente que con cubos de agua trató de apagar el fuego. Otros lanzaron garrafas. Se hacía lo que se podía", asegura la testigo. "Subimos al pueblo en coche. Algunos se fueron a dormir a Palma, otros se quedaron aquí en Estellencs", prosigue. Unos residentes indicaron que esa noche había unas 50 o 60 personas cenando en el chiringuito de la playa. Otros manifestaron que eran más de un centenar. En lo que sí que coincidieron es que el fuego sobresaltó a los habitantes. Las llamas resultaban espectaculares en plena noche y causaron cierta alarma.


"Por suerte, no ha hecho viento esta madrugada porque el incendio hubiera podido subir hacia el pueblo", señala otro vecino. Junto a él, otro hombre abunda: "Si las llamas se hubieran propagado por el torrente hacia arriba, hubiera sido un desastre. Todo el valle hubiera ardido".

Los tractores, la primera ayuda


Los primeros en actuar para intentar frenar las llamas fueron cuatro vecinos que bajaron a Cala Estellencs con sus tractores con las tanquetas cargadas de agua. "Serían las diez y media de la noche cuando nos pusimos a arrojar agua con los tractores. Estuvimos trabajando en la zona hasta la una y media de la madrugada. A esa hora el fuego se detuvo en Son Estufat", detalla uno de los vecinos.

"Llevábamos cuatro tractores con las tanquetas. Luego, llegaron los bomberos pero en un primer momento no podían pasar. Por el camino solo podía pasar un tractor", explica el hombre.

"En esa zona no hay casas cerca, solo un par de viviendas. El fuego avanzaba por abajo, no por las copas de los pinos. Las llamas se propagaban por el sotobosque", destaca el testigo.

"El incendio subía y nosotros lo hacíamos retroceder con la ayuda de los tractores. Teníamos las llamas muy cerca", apunta el vecino. Otro residente que vive en el campo se quejó: "El problema más grande que hay es que el bosque no está limpio y que los especialistas no se conocen los caminos".

Bartomeu Palmer, juez de paz de Estellencs, indicó que observó el fuego sobre las once de la noche: "Cogí el coche para ir a buscar a mi hija. En la calle me encontré a los bomberos y el Ibanat. Tres o cuatro vecinos luchaban contra las llamas con sus tractores".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook