10 de julio de 2018
10.07.2018

Herido con quemaduras severas en una deflagración en el Club de Mar de Palma

El hombre, un ciudadano turco de 44 años, se lanzó de inmediato al agua, mientras el fuego se extendía rápidamente por la embarcación neumática

10.07.2018 | 17:39
Herido con quemaduras severas en una deflagración en el Club de Mar de Palma
Un marinero turco de 44 años ha tenido que ser hospitalizado este martes por la mañana con severas quemaduras en la cara y el cuerpo tras verse alcanzado por una deflagración de gasolina mientras vaciaba el depósito de una lancha fuera borda en el Club de Mar, en Palma. Al ser alcanzado por el fuego, el hombre se lanzó al mar. Varios buzos del puerto deportivo, que estaban trabajando cerca de allí acudieron en su auxilio e iniciaron los trabajos de extinción del incendio, hasta la llegada de los Bombers de Palma, lo que evitó daños mayores. Cuatro de estos trabajadores tuvieron que ser atendidos por las dotaciones del 061 por inhalación de humo.

Fuentes de los distintos organismos que actuaron explicaron que el siniestro se produjo sobre las once y media de la mañana, en uno de los pantalanes del Club de Mar. Al parecer, los tripulantes del yate Mochi 56 estaban retirando el combustible del depósito de una lancha auxiliar con una bomba. Durante esta maniobra se produjo una deflagración que alcanzó de lleno al marinero.

El hombre, un ciudadano turco de 44 años, se lanzó de inmediato al agua, mientras el fuego se extendía rápidamente por la embarcación neumática.

En auxilio del herido

En las proximidades estaban trabajando varios buzos del Club de Mar que acudieron en auxilio del herido e iniciaron los trabajos de extinción. La neumática estaba ya muy dañada por el fuego, pero trataron de evitar que las llamas alcanzaran al yate, que estaba atracado muy cerca.

El fuego y el humo provocaron daños en en francobordo de la nave, pero la rápida intervención de estos trabajadores evitó daños mucho peores.

Al lugar acudió rápidamente el director del Club de Mar, José Luis Arrom, que coordinó estos trabajos para evitar que el incendio se extendiese. Poco después llegaron al puerto dotaciones del 061 y los Bombers de Palma.

Los servicios sanitarios atendieron al marinero turco, que sufría quemaduras severas en la cara y el cuerpo. Fue trasladado a Son Espases en una UVI móvil, donde quedó ingresado en estado reservado. Cuatro de los operarios resultaron intoxicados por inhalación de humo durante los trabajos de extinción y dos de ellos precisaron ser trasladados a la Mutua Balear, aunque su estado era leve. La embarcación neumática quedó totalmente destruida, se hundió y tuvo que ser rescatada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine