06 de julio de 2018
06.07.2018
Contra la seguridad del tráfico

Libre con fianza de 12.000 euros la mujer que atropelló mortalmente a una menor en sa Ràpita

La jueza de Manacor prohíbe a la acusada, polaca de 44 años, conducir vehículos y salir de España

06.07.2018 | 18:26
Libre con fianza de 12.000 euros la mujer que atropelló mortalmente a una menor en sa Ràpita

El apunte

  • 183.000 firmas para endurecer las condenas
    Familiares de Paula Fornés, la menor de quince años que falleció la pasada Nit de Sant Joan atropellada por una conductora ebria que se dio a la fuga en sa Ràpita ya llevan recogidas 183.000 firmas en una campaña iniciada en Internet en Change.org para solicitar al Congreso que se endurezcan las penas por este tipo de delitos. Según la tía de la menor, "no podemos hacer nada por recuperar a mi sobrina, pero sí cambiar la ley. No pensamos quedarnos de brazos cruzados".

Tras pasar once días en prisión provisional, una magistrada de Manacor ha acordado fijar una fianza de 12.000 euros para que Renata G., la conductora ebria detenida por atropellar mortalmente a una menor de 15 años cuando caminaba con unos amigos por sa Ràpita durante la Nit de Sant Joan, salga de la cárcel. La familia de la mujer abonó la caución ayer.

La jueza también ha prohibido a la sospechosa, de 44 años y origen polaco, que se dio a la fuga tras embestir a la adolescente, conducir vehículos a motor y ciclomotores durante la instrucción de la causa para evitar la reiteración delictiva. Precisamente, la mujer fue condenada a principios de 2015 por circular bajo los efectos del alcohol por s'Estanyol.

La magistrada también impide a la encausada salir de España sin autorización judicial, le retira el pasaporte y la obliga a comparecer en el juzgado cada quince días, para neutralizar el riesgo de fuga existente.

Ayer tarde la familia de Renata G. hizo efectiva la fianza de 12.000 euros en el juzgado de guardia de Palma para que pudiera salir libre y abandonar el centro penitenciario de Palma horas más tarde.

El abogado defensor Miquel Àngel Ordinas solicitó la puesta en libertad de su representada, acusada de un homicidio imprudente en concurso con un delito contra la seguridad del tráfico por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con medidas cautelares al alegar que no existía riesgo de fuga.

La fiscalía no se opuso a que la conductora quedara libre pero interesó una fianza y medidas para neutralizar el riesgo de que se sustraiga de la Justicia. En cambio, el abogado de la acusación particular, Daniel Castro, se opuso de forma rotunda y reclamó que la sospechosa siguiera presa sin fianza.

La magistrada se remite al anterior auto de prisión para destacar que existen motivos racionales contra Renata G. como responsable de un homicidio imprudente. La mujer conducía la pasada Nit de Sant Joan, la madrugada del 24 de junio, con una tasa de alcohol muy superior a la permitida por la avenida Miramar de sa Ràpita. Allí, atropelló mortalmente a una menor de 15 años y huyó. Dos testigos la siguieron e interceptaron. La jueza tiene en cuenta que Renata tiene arraigo en la isla, donde vive hace más de 10 años con su pareja y dos hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook