05 de julio de 2018
05.07.2018
Tribunales

Piden 39 años de cárcel para el hombre que quemó viva a su expareja en Alcúdia

La fiscalía le imputa dos delitos de asesinato, uno en grado de tentativa, por matar a la mujer y causar lesiones a su hijo

04.07.2018 | 20:44
El autor confeso del crimen, Carlos P.F., tras declarar en el juzgado de Inca en julio de 2016.

El apunte

  • "Solo quise darle un susto y se me fue de las manos"
    Carlos P.F. aseguró tras ser detenido que no tenía intención de matar a su expareja y al bebé. "Solo quise darle un susto y se me fue de las manos", afirmó en su declaración en el juzgado de guardia de Inca. Además, el hombre alegó que actuó bajo la influencia del alcohol y las drogas.
    Según su versión, cuando la mujer le dijo que daba por rota su relación estuvo toda la noche consumiendo cocaína, LSD y bebidas alcohólicas. El procesado apuntó que actuó movido por los celos, al sospechar que la mujer mantenía una relación con otro hombre. Ya por la mañana, caminó siete kilómetros hasta una gasolinera y llenó una botella de plástico con combustible antes de dirigirse al domicilio donde estaba Xue Sandra S. y pegarle fuego.

La fiscalía solicita 39 años de prisión para el hombre que quemó viva a su expareja y causó lesiones al bebé de ambos, de 22 meses, en 2016 en Alcúdia. La mujer, Xue Sandra S.M., logró salvar a su hijo saltando con él en brazos por una ventana, pero falleció semanas después en el hospital por las gravísimas quemaduras sufridas. La acusación pública considera a Carlos P.F. autor de dos delitos de asesinato con alevosía y ensañamiento, uno de ellos en grado de tentativa, e incendio. Está previsto que el juicio se celebre después del verano en la Audiencia de Palma.

Los hechos ocurrieron en la mañana del 29 de junio de 2016, horas después de que la víctima , de 32 años, anunciara al hombre, de 36, la ruptura de su relación. El procesado, según ha confesado él mismo, cogió una botella de plástico de la basura, logró que se la llenaran de gasolina en una estación de servicio de la zona y fue en busca de la mujer. Acudió primero al domicilio de la madre de Xue Sandra S., pero vio que ella no estaba allí. Entonces se dirigió a la vivienda donde ambos habían convivido, en el Camí d'es Moro.

"No estarás con nadie"


Carlos P.F. abrió la puerta, cerrada por dentro con un alambre, de un fuerte tirón. En una de las habitaciones dormían el hijo de la pareja y la mujer. Ella despertó al escuchar un ruido, se levantó, salió de la habitación y se topó con su excompañero. "Si no estás conmigo, no estarás con nadie", le espetó mientras la rociaba de gasolina y le prendía fuego con un mechero.

Envuelta en llamas, la víctima corrió en busca de su hijo. El incendio se extendió por la habitación. Xue Sandra S. consiguió rescatar al bebé y, con él en brazos, saltó por una ventana. Pese a las graves quemaduras sufridas, la mujer pudo escapar con el pequeño en un coche, con el que acudió a casa de su madre.

La mujer fue trasladada urgentemente a Son Espases, donde los médicos corroboraron que su estado era extremadamente grave. Tenía quemaduras de segundo grado, intermedias y profundas, en el 80 por ciento del cuerpo. Horas después fue trasladada en un helicóptero medicalizado al hospital Vall d'Hebron de Barcelona. Estuvo más de un mes ingresada en la Unidad de Quemados, hasta que su estado empeoró por un choque séptico y un fallo multiorgánico. Murió el 8 de agosto.

Xue Sandra S., logró salvar la vida de su hijo. El pequeño, que tenía 22 meses, sufrió quemaduras de primer grado en la cara y una pierna, así como algunas contusiones. Pero ni siquiera tuvo que ser hospitalizado y en un mes estaba recuperado.

Carlos P.F. fue detenido el mismo día del crimen. La Policía Local de Alcúdia lo encontró deambulando por los alrededores de la vivienda, con una lata de cerveza en la mano. Al advertir la llegada de la patrulla, el hombre se tiró ante el vehículo. Fue detenido y entregado a la Guardia Civil. Desde entonces está encarcelado. La Audiencia Provincial acaba de prorrogar su estancia en prisión hasta que se celebre el juicio, sin que el hombre se haya opuesto a seguir entre rejas.

La fiscalía imputa al hombre dos delitos de asesinato con alevosía y ensañamiento, uno consumado por la muerte de la mujer, y otro en grado de tentativa por las heridas causadas al bebé. Ambos en concurso ideal con otro delito de incendio. La acusación pide 25 años de prisión por el fallecimiento de Sandra Xue S. y 14 por las lesiones sufridas por el menor. Además, el fiscal solicita que se prive al hombre de la patria potestad de su hijo y se le prohíba acercarse a menos de 200 metros y comunicarse con él durante un plazo de 25 años.

Carlos P.F. se enfrenta también a importantes indemnizaciones. El fiscal solicita que abone al niño 990 euros por las quemaduras y 99.000 por la muerta de su madre, 44.000 euros para cada uno de los padres de la mujer y 13.780 euros para las dos propietarias de la vivienda donde ocurrieron los hechos por los daños que causó el incendio en el inmueble. Los Bombers de Mallorca tuvieron que sofocar las llamas, que afectaron especialmente al dormitorio donde se encontraban las víctimas.

En el caso están personados también la familia de Xue Sandra como acusación particular, representada por el abogado Francisco Pérez, y el Govern balear como acusación popular. El juicio por estos hechos no tiene todavía fecha, pero según fuentes del caso está previsto que se celebre después del verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook