05 de abril de 2018
05.04.2018

Un trabajador de 23 años muere al caer de nueve metros cuando pintaba en Eivissa

La víctima se encontraba en el tejado de una vivienda cuando se precipitó al vacío y falleció en el acto

05.04.2018 | 02:45
Vivienda donde se produjo el accidente laboral.
Un pintor de 23 años y nacionalidad uruguaya, identificado como G.P., falleció ayer por la tarde tras caerse desde una altura de nueve metros cuando limpiaba el tejado de una vivienda de Cala de Bou, en Sant Josep (Eivissa). Este es el segundo accidente laboral mortal registrado en Eivissa este año y ocurre menos de un mes después del ocurrido el seis de marzo en la urbanización Vista Alegre, en es Cubells, donde murió un hombre de 48 años aplastado por un camión.

Según informaron ayer fuentes conocedoras del suceso, el propietario de la casa, situada en la calle Jaén, contrató a la víctima para que pintara las paredes. Él se encontraba en el interior de su vivienda y al salir al exterior para hablar con el joven lo encontró tirado en el suelo y rodeado de un charco de sangre, por lo que llamó de inmediato a los servicios de urgencias.

El servicio de Emergencias 112 de Balears informó en su perfil oficial de Twitter de la muerte de este trabajador a las 16 horas. Sin embargo, el aviso lo recibió dos horas antes y, como consecuencia, se alertó al servicio de urgencias médicas del 061, a la Policía Local de Sant Josep y a la Guardia Civil.

Cuando la ambulancia de soporte vital avanzado llegó al lugar del suceso, los sanitarios practicaron a la víctima una reanimación cardiopulmonar, pero no pudieron hacer nada para salvar su vida y certificaron su muerte.

A continuación llegaron efectivos de la Policía Local y agentes de la Policía Judicial del instituto armado, que se encarga de la investigación de este accidente laboral mortal.

Según informó un portavoz de la Oficina Periférica de Comunicación de la Benemérita, el trabajador limpiaba con una máquina a presión el tejado cuando se precipitó y, como consecuencia del fuerte impacto, falleció en el acto.

Los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil permanecieron en el lugar del suceso hasta el levantamiento del cadáver y su posterior traslado por profesionales de la empresa funeraria.

Por la tarde, un inspector de Trabajo se desplazó al lugar del accidente laboral para abrir una investigación y la conselleria balear de Trabajo lamentó la muerte de este pintor de 23 años, el segundo siniestro mortal del año en Eivissa. El pasado 6 de marzo un trabajador de 48 años falleció al resultar aplastado por un camión de obra que dio marcha atrás y lo atrapó contra el volquete de otro vehículo en es Cubells.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook