05 de abril de 2018
05.04.2018
Investigación

El niño de 6 años que chocó en moto de gran cilindrada en Son Ferriol iba solo

El menor habría cogido la motocicleta que dejó su primo con el motor en marcha al ir a coger el casco

06.04.2018 | 16:17
La Policía Local de Palma ha desvelado el  misterio del niño de seis años que se estrelló la tarde del pasado día 27 de marzo en Son Ferriol con una moto de gran cilindrada. El menor iba solo. Pese a su corta edad, los investigadores consideran que tenía una estatura suficiente para subir al vehículo por sus propios medios. No tuvo necesidad de arrancarla ni de meter la marcha porque ya estaba encendida y su trayecto apenas se prolongó unos 90 metros antes de chocar contra un coche estacionado en la vía pública.

El insólito accidente ocurrió la tarde del pasado martes 27 de marzo en la calle Plató de Son Ferriol. Una Kawasaki de 1.000 centímetros cúbicos, de unos 200 kilos de peso, se había estrellado contra un coche aparcado. Cuando los agentes de la Policía Local llegaron al lugar del siniestro se encontraron con una sorpresa mayúscula. Solo un niño de corta edad estaba malherido junto a la moto.

Los funcionarios apenas podían dar crédito a que un menor de tan corta edad pudiera montar en esta moto de gran cilindrada. Sin embargo, una testigo aseguraba que le había visto montar solo. Las asistencias sanitarias del Ib-salut trasladaron al niño de seis años a Son Espases con una fractura en una pierna y múltiples contusiones.

A partir de este momento, múltiples interrogantes rodeaban a este siniestro. En primer lugar, ¿podría un niño tan pequeño pilotar una moto de gran cilindrada?¿cómo pudo arrancarla y meter la marcha? Todas estas preguntas aparecían sin respuestas.

Reconstrucción del siniestro

A raíz de la investigación, los agentes de la Policía Local expertos en la reconstrucción de siniestros se pusieron en contacto con el dueño de la Kawasaki. Se trataba del primo del menor. El titular de la motocicleta confirmó a los agentes que era suya. El día en el que ocurrió el accidente aseguró que se había dejado la moto en la calle, con el motor en marcha, mientras subía a su casa a por el casco. También confirmó que su primo subía con él a menudo en el vehículo, ya que le gustaba mucho.

Tras examinar las características morfológicas del menor y reconstruir cómo se había producido el accidente, los expertos de la Policía Local llegaron a la conclusión de que era posible que el niño fuera solo. No llegó a meter una marcha. A lo sumo le quitó el caballete. Solo tuvo que subirse a la máquina y dar un acelerón que empujó a la motocicleta contra el coche aparcado en la vía pública.

El menor se recupera de las lesiones en planta en la unidad de pediatría de Son Espases. El impacto le produjo la fractura de una pierna y policontusiones. Y el misterio que envolvía su extraño accidente se considera oficialmente resuelto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook