04 de abril de 2018
04.04.2018

Dos detenidos por robar 3.000 euros en cobre del alumbrado público de Palma

Las cámaras de seguridad de un organismo público en una de las calles afectadas permitieron que los investigadores identificaran a los autores

04.04.2018 | 15:52
Agentes de la Policía Nacional y Policía Local de Palma han detenido a dos personas por su implicación en el robo de cobre procedente de alumbrado público valorado en unos 3.000 euros que ha afectado a nueve calles de la ciudad, a quienes se imputa un delito continuado de hurto de cobre y delito de daños.

La investigación comenzó a raíz de la denuncia de la sustracción de grupos de cable cortado, tubos metálicos y cable de fibra que procedían de la instalación pública en la calle Can Sans de Palma, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Baleares en un comunicado.

Los agentes detectaron la existencia de otros puntos de luz afectados por robos de cableado, hechos ocurridos a lo largo del mes de marzo, que afectaban a otras ocho calles situadas en el centro de Palma, y por un valor total del material sustraído cercano a los 3.000 euros.

Las cámaras de seguridad de un organismo público situado en las inmediaciones de una de las calles afectadas permitieron que los investigadores identificaran a los autores.

Tras esta identificación, la investigación se centró en averiguar qué salida habrían dado al material sustraído. Tras inspeccionar distintos centros de reciclaje de Palma, los agentes detectaron diversas ventas de cobre y otros materiales realizadas por los investigados.

Parte del material sustraído fue recuperado en el interior de una casa abandonada, junto a las herramientas empleadas para la sustracción.

Las investigaciones las han llevado a cabo agentes del Grupo de Robos y Patrimonio Histórico de la Jefatura Superior de Policía en Baleares y el Grupo de Investigación y Seguimiento de Denuncias de la Policía Local de Palma.

La actuación forma parte del "Plan de Respuesta a las actividades ilícitas relacionadas con el cobre", puesto en marcha por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior en 2015 para prevenir toda actividad ilícita que tenga por objeto la comercialización de cable y otro material de cobre, así como evitar su robo en establecimientos industriales, almacenes, infraestructuras, servicios públicos y en cualquier instalación que preste servicios esenciales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook