22 de marzo de 2018
22.03.2018
´Operación Luidar´

Desmantelados dos clanes que controlaban el menudeo de droga en Palma

Un gran operativo de la Guardia Civil se salda con más de treinta detenidos y la intervención de 220 gramos de heroína, 40 de cocaína, cuatro kilos de hachís y miles de plantas de marihuana - Unos 200 agentes realizaron 30 registros en Palma, Inca, Marratxí, Selva y Felanitx

23.03.2018 | 00:23
Desmantelados dos clanes que controlaban el menudeo de droga en Palma
Desmantelados dos clanes que controlaban el menudeo de droga en Palma

El apunte

  • Un narcotraficante ataca a un guardia con un machete
    Pese a que los responsables de la investigación habían diseñado el operativo con una abrumadora superioridad de agentes para evitar incidentes, en uno de los domicilios un presunto narco se enfrentó a los guardias con un machete y tuvo que ser reducido. Fue en un domicilio de la calle Aragón, donde había una plantación de marihuana. Uno de los presuntos narcos encargados de vigilar el piso atacó con un machete a uno de los guardias del GRS que irrumpieron súbitamente en la vivienda. El agente logró reducir al sospechoso, pero durante el forcejeo sufrió diversas contusiones.
    En el Polígono de Levante los agentes entraron en una casa que, pese a que aparecía en el mandamiento judicial de entrada y registro, no tenía nada que ver con los narcotraficantes. "Me han destrozado la puerta y han despertado a mis hijos, de seis años y un año y medio", dijo el cabeza de familia, que se vio obligado a volver corriendo del trabajo.
Desde primera hora de la mañana unos doscientos agentes de la Guardia Civil se movilizaron ayer en una espectacular redada antidroga en distintos puntos de Palma y la Part Forana. Era la fase final de la "operación Luidar", fruto de una investigación del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil y la Policía Judicial de Algaida, y que ha supuesto el desmantelamiento de dos organizaciones de narcotraficantes –el clan del Seco y el clan de la Carmen– que controlaban el menudeo en Palma. El balance, todavía ayer provisional, era de 33 detenidos y la intervención de 220 gramos de heroína, 40 de cocaína, cuatro kilos de hachís y miles de plantas de marihuana.

Precisamente la marihuana era uno de los puntos fuertes de estas organizaciones. En la operación de ayer los investigadores encontraron ocho plantaciones "indoor" en pisos de Palma con miles de ejemplares. En una vivienda había un gran laboratorio-secadero, donde procesaban de una forma casi industrial las plantas que producían en los invernaderos y distribuían la marihuana en dosis para su venta al consumidor

En la fase final de la operación, la Guardia Civil realizó una treintena de registros con autorización judicial en domicilios de Palma, Inca, Marratxí, Felanitx y Santanyí. A partir de las seis y media de la mañana, los agentes irrumpieron por sorpresa en los distintos inmuebles. Un centenar de guardias desplazados expresamente de la península, de los acuartelamientos de Valencia y Sevilla, del Grupo de Reserva de Seguridad (GRS) participó activamente en el dispositivo para aplacar cualquier atisbo de resistencia. También intervinieron efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (Usecic) y los guías caninos de la Unidad Cinológica. Mientras, un helicóptero del Instituto Armado sobrevoló la zona.

La investigación la iniciaron hace meses agentes de la Policía Judicial de Algaida y del Equipo de Crimen Organizado (ECO) del Instituto Armado. Fruto de las pesquisas se localizaron los diversos puntos de venta donde se traficaba con droga. El epicentro estaba en diversos barrios de la capital balear como Nou Llevant, La Soledat, Son Gotleu, Son Forteza o Verge del Lluc.

En distintos inmuebles se vendía o se almacenaba cocaína o heroína. Otros habían sido reconvertidos para albergar en su interior plantaciones de marihuana de grandes dimensiones. En estos casos, los enganches ilegales a la red eléctrica, para favorecer el crecimiento de las plantas, se convertían en delatores del tráfico de estupefacientes al destaparse el fraude a la compañía eléctrica.

Muchos efectivos del Instituto Armado aguardaron ayer en furgonetas camufladas antes de buscar el momento propicio para intervenir. Varios agentes provistos de un ariete se abrieron paso por un edificio situado en el número 2 de la calle 328 del barrio palmesano de Nou Llevant, frente al Palacio de Congresos de Palma. Solo allí se practicaron cuatro registros en otros tantos inmuebles por su presunta implicación en la venta de estupefacientes.

Los guías caninos guiaron a los perros, que marcaron varios puntos donde se escondía la droga. Entre los propios residentes se vivieron momentos de tensión. De hecho, algunos comenzaron a insultar a otros. Varias mujeres ataviadas con batas se aproximaron a las inmediaciones del lugar donde se estaba produciendo la redada para averiguar qué estaba ocurriendo.

Actuación simultánea


Los efectivos de la Guardia Civil se tuvieron que multiplicar, ya que la actuación se desarrolló de manera casi simultánea en diversos puntos de la capital balear. Así, un inmueble de la calle Joaquín Sorolla del barrio de Son Forteza también fue registrado, ante la sorpresa generalizada de los vecinos. Otro tanto ocurrió en una planta baja situada en la calle Regal de Son Gotleu. La vivienda se reconvirtió en una suerte de invernadero para albergar una plantación de marihuana. Varios inmuebles de la calle Goya, en el barrio de Verge del Lluc, también fueron registrados.

Mientras, en la Part Forana, la Guardia Civil desmanteló varios puntos de venta de droga en Inca, Marratxí, Selva y Felanitx. En la capital de es Raiguer se registró un inmueble situado en la avenida de Alcúdia, donde se practicaron varias detenciones, informa Pep Córcoles. La "operación Luidar" ,tutelada por el Juzgado de Instrucción número 5 de Palma, permanecía abierta y no se descartaban más arrestos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine