13 de marzo de 2018
13.03.2018
Funeral en almería

La madre de Gabriel: "Mi niño ha ganado, la bruja mala del cuento ya no existe"

Cientos de personas han arropado a la familia del pequeño en el funeral en la Catedral de Almería

15.03.2018 | 13:20
La madre de Gabriel: "Mi niño ha ganado, la bruja mala del cuento ya no existe"
Patricia Ramírez y Ángel Cruz, padres de  Gabriel, han pedido "intimidad" para dar sepultura al pequeño en el cementerio de Fernán Pérez, en Níjar (Almería), y han invitado a que "todo el mundo ponga hoy en su nombre" la canción de Rozalen 'Girasoles', uno de los "últimos temas que bailamos juntos".

"Sabemos que Gabriel está ya en algún lugar con sus peces y que la bruja mala del cuento ya no existe", ha trasladado, rota por el dolor y el cansancio, Patricia, quien ha dicho que se queda "con la cantidad de cosas buenas que ha sacado de todo el mundo" su hijo durante los 12 días en los que permaneció en paradero desconocido y ha suscitado una ola de solidaridad casi inédita.

Ambos, tras besar en reiteradas veces el féretro blanco y acariciarlo con ternura, se ha mostrado convencida de que el pequeño "va a seguir sacando cosas buenas" y ha manifestado a los medios de comunicación su "agradecimiento de corazón", al tiempo que Ángel ha destacado que ese cariño y apoyo "tan grande nos ha llevado en volandas a buscar a nuestro hijo".

"Ayer nos llegó por Internet un cuento muy bonito, que decía que nosotros no habíamos perdido, que mi hijo había ganado, no solo porque había desaparecido la bruja mala del cuento sino por la cantidad de gente y las cosas buenas que ha sacado de todo el mundo", ha concluido la madre.

La Catedral de Almería acoge la misa multitudinaria

La Catedral de La Encarnación de Almería ha acogido la misa funeral por el niño de ocho años Gabriel Cruz, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el domingo en el interior del maletero del vehículo que conducía Ana Julia Quezada, pareja sentimental del padre del pequeño y detenida por su presunta implicación en el crimen.

El obispo de Almería, Adolfo González Montes, ha afirmado que Gabriel Cruz era "un niño alegre y bonito, un niño sonriente que nos tenía a todos cautivados", y ha asegurado que su "muerte sin sentido" pone de manifiesto la "situación enferma" del corazón humano y "de nuestra condición pecadora".

"Gabriel no tuvo tiempo de que su corazón se pervirtiera la maldad que transversalmente alcanza a los adultos y su muerte violenta le acerca de una manera muy espacial a Cristo, víctima de la cruel violencia de su pasión y cruz", ha trasladado en la homilía de la misa funeral celebrada este martes en la Catedral de Almería por el pequeño.

González Montes, ante el féretro del niño, que presidía el altar y que sus padres, Ángel y Patricia, han besado al entrar en el templo, ha hecho alusión a la "desolación e impotencia" que hechos como esta "muerte cruel" siembran.

Los padres llegan entre ovaciones y aplausos

El féretro de Gabriel Cruz, el niño de ocho años muerto en Almería tras estar desaparecido desde el 27 de febrero, ha llegado a la Catedral de la Encarnación tras abandonar la capilla ardiente instalada en la Diputación almeriense desde este lunes.


Cientos de personas arropan a los padres en el funeral. Agencia ATLAS | EP

Entre prolongados aplausos de los cientos de asistentes que se ha congregado a las puertas del Palacio Provincial, el coche fúnebre blanco adornado con diversas coronas ha iniciado el cortejo a las 10,35 horas escoltado por vehículos policiales y coches oficiales.

La madre del pequeño, Patricia Ramírez, ha sido ovacionada en la calle, donde antes de subir al vehículo que seguía al coche fúnebre, en el que también va la abuela materna del menor, ha lanzado besos a los asistentes, a los que ha vuelto a agradecer su apoyo en estos momentos.

La bufanda de Gabriel, para Zoido

Al funeral ha asistido, entre otras autoridades, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, a quien Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, ha regalado la bufanda de color azul de su hijo que llevó puesta los doce días que duró la búsqueda del niño de ocho años desaparecido el 27 de febrero en Las Hortichuelas de Níjar, Almería.


Zoido entra en la Catedral con la bufanda de Gabriel. Agencia ATLAS

Zoido no ha podido aguantar la emoción y se ha echado a llorar con este nuevo gesto de la madre de Patricia, que ha agradecido a las autoridades el despliegue de unidades de especialistas, entre ellas la UCO de la Guardia Civil, así como de cientos de voluntarios y de otros servicios de emergencias.

La bufanda se la cosió la abuela de Gabriel, que llevó con él esta prenda el fin de semana anterior a su desaparición en unos días que pasó en la nieve, donde los padres han recordado que el pequeño fue muy feliz. Estos días Patricia siempre ha aparecido con la bufanda, que en la Diputación de Almería donde se instaló la capilla ardiente entregó al ministro Zoido.

Capilla ardiente multitudinaria

Más de 5.000 personas dieron el lunes su último adiós a Gabriel en la capilla ardiente instalada en el Patio de Luces de la Diputación Provincial, a la que acudieron para trasladar sus condolencias a Ángel Cruz y Patricia Ramírez el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, entre otros.

El cortejo fúnebre con restos mortales del pequeño llegó procedente del tanatorio después de que los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal (IML) practicasen la autopsia al cadáver que ha revelado que murió violentamente por "estrangulamiento" el mismo día en que se perdió su rastro, el 27 de febrero, en la barriada de Las Hortichuelas, en Níjar. El informe preliminar apunta, asimismo, que el cuerpo "presentaba golpes" y "restos de tierra".

El Obispado de Almería trasladó el domingo en un comunicado su "hondo dolor" por la muerte del Gabriel y subrayó que "las desapariciones y asesinatos que nos sobrecogen día a día" ponen de manifiesto "la enfermedad del corazón humano".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine