12 de marzo de 2018
12.03.2018
Asesinato en Asturias

El juez manda a prisión al asesino de Paz Fernández

El acusado admitió este domingo el crimen de la asturiana, hallada muerta el día 6 en un pantano

12.03.2018 | 16:59
La Guardia Civil registra la casa de Javier Ledo.
La juez de primera instancia e instrucción de Luarca ha dictado una orden de ingreso en prisión contra Javier Ledo, el asesino confeso que acabó con la vida de  Paz Fernández Borrego, la gijonesa desaparecida en Navia a mediados del mes de febrero. La magistrada le imputa de forma preliminar la comisión de un delito de asesinato con agravante de género. La juez confirma así la petición del envío a prisión que había solicitado el Ministerio Fiscal, después de que el acusado confesase este domingo el crimen en las dependencias policiales.

Desde las 07.30 horas, Ledo prestó declaración en los Juzgados de Luarca. El acusado ha llegó entre fuertes medidas de seguridad. La Policía Local mantuvo acordonadas las aceras frente al edificio por seguridad. Esta misma mañana, un equipo de buzos regresó al pantano donde fue encontrado el cuerpo para recabar nuevas pruebas, pero los trabajos no dieron resultados.

Los agentes de la Guardia Civil encargados del caso llevan desde que el pasado viernes se arrestó a Javier Ledo recabando pistas para completar el expediente del caso. Los funcionarios inspeccionaron varias veces el domicilio de Navia, situado a apenas 50 metros de la pensión en la que se quedaba Paz Fernández Borrego. La chica había viajado a esta localidad del occidente asturiano para encontrarse con varias personas. No había podido viajar en su autocaravana porque había tenido que someterla a varias reparaciones.

Los dueños de la pensión en la que Fernández tenía reservada una noche más de las que pasó fueron los primeros en darse cuenta de lo sucedido. El perro de la gijonesa apareció vagando por Navia. La familia de la ahora fallecida tuvo claro desde un primer momento que tras esta desaparición se encontraba una segunda persona.

Ledo fue siempre el primer sospechoso. La Guardia Civil le detuvo poco después de que el cuerpo de la gijonesa fuera localizado en el embalse de Arbón, a 10 kilómetros de un bosque en el que se había perdido la señal del móvil de la gijonesa.

La desaparición de Fernández Borrego se produjo apenas unos días antes de que se denunciara la desaparición de otra gijonesa (Lorena Torre) y una vecina de Castrillón (Concepción Barbeira).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine