14 de febrero de 2018
14.02.2018

El joven de Eivissa que murió en Navidad recibió un botellazo en la cabeza

El padre de la víctima anuncia que recurrirá la puesta en libertad de dos de los detenidos por la Policía

14.02.2018 | 19:15
El joven Santiago Garrido falleció tras recibir un golpe en la cabeza con una botella, según reveló su padre, Jesús Garrido, que anunció que va a recurrir en el Juzgado de Instrucción número 3 de Eivissa la puesta en libertad de uno de los detenidos por los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional por el presunto homicidio de su hijo en la madrugada del día de Navidad.

"No estoy de acuerdo con la Justicia, es una vergüenza, es como tirar a la basura todo el trabajo de la Policía, así que he pedido a mi abogada que recurra la decisión del juzgado de guardia", criticó Garrido. La Policía Nacional detuvo a tres jóvenes. Uno de ello quedó en libertad tras declarar en comisaría, mientras que los otros dos, de unos 21 años y nacionalidad colombiana, fueron puestos el domingo por la mañana a disposición judicial.

Uno de ellos quedó en libertad con cargos con la obligación de presentarse en el juzgado cada lunes, mientras que el otro, presunto autor material del homicidio y cabecilla de la banda latina que se hace llamar "Los Guasones" y de la que, supuestamente, forman parte los sospechosos, fue enviado al centro penitenciario con carácter provisional y sin posibilidad de fianza.

El padre del joven Santiago Garrido, ibicenco de 23 años, explicó que su hijo se cruzó en el Paseo de Figueretes, en Eivisa, con cuatro de los miembros de "Los Guasones", dos chicos colombianos y dos chicas –ellas menores de edad y de nacionalidad española– y que le asaltaron, tal vez con intención de robarle el teléfono móvil. Finalmente, uno de ellos dio un golpe a Garrido en la cabeza con una botella. El joven se fue a su casa y falleció durante esa madrugada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine