04 de febrero de 2018
04.02.2018
Diario de Mallorca
Tribunales

El hombre que quemó viva a su expareja en Alcúdia, procesado por asesinato

Carlos Peña roció con gasolina a Xue Sandra Saura y le prendió fuego, causando quemaduras también a su hijo de 22 meses

03.02.2018 | 21:57
El autor confeso del crimen, Carlos Peña, tras declarar en el juzgado de Inca en julio de 2016.

La jueza ha procesado por dos delitos de asesinato, uno en grado de tentativa, y otro de incendio al hombre que quemó viva a su expareja en su casa de Alcúdia y causó lesiones a su hijo común de 22 meses en el verano de 2016. La magistrada relata en un auto cómo Carlos Peña roció con gasolina a la mujer y le prendió fuego horas después de que ella diera por rota la relación. La víctima, Xue Sandra Saura, cuya familia se ha personado como acusación particular a través del letrado Francisco Pérez, murió en el hospital semanas después a consecuencia de las gravísimas quemaduras sufridas en el 80 por ciento del cuerpo. La mujer logró salvar la vida al niño, al huir de la vivienda en llamas saltando con él en brazos por una ventana. El menor padeció quemaduras, pero logró recuperarse. El acusado, en prisión preventiva, confesó tras ser detenido la salvaje agresión y el móvil: "Si no estás conmigo, no estarás con nadie", anunció a la víctima durante el ataque.

Xue Sandra dio por rota su relación con Carlos Peña el 28 de junio de 2016, según el relato recogido en el auto de procesamiento por la titular del juzgado de instrucción número 2 de Inca tras año y medio de pesquisas. La pareja –ella de 32 años, él de 36– vivía en una finca en el Camí d'es Moro, en Alcúdia, y tenía un hijo en común de 22 meses. Peña creía que ella tenía una relación con otro hombre.

Al día siguiente, a primera hora de la mañana, el acusado caminó siete kilómetros hasta una gasolinera de la calle Pollentia. Cogió una botella de plástico de la basura y logró que se la llenaran de combustible. Primero fue a la vivienda de la madre de su excompañera, pero vio que la mujer no estaba allí, así que se dirigió a su domicilio del Camí d'es Moro.

En la casa dormían en ese momento Xue Sandra y su hijo. La puerta de la vivienda estaba cerrada por dentro con un alambre, pero Peña logró abrirla de un fuerte tirón. El ruido alertó a la mujer, que se levantó, salió de la habitación y se topó entonces con el hombre.

La mujer salvó a su hijo


El acusado roció a su expareja con la gasolina y le prendió fuego con un mechero. La víctima quedó envuelta en llamas y el fuego se extendió por la casa. La mujer corrió en busca de su hijo. Logró ponerlo a salvo cogiéndolo en brazos y saltando por una ventana para huir del humo y el fuego. Xue Sandra y su hijo escaparon en un coche y se dirigieron a la vivienda de su madre, situada también en Alcúdia.

La mujer sufrió quemaduras de segundo grado en el 80 por ciento del cuerpo. Fue trasladada en estado muy grave a Son Espases y luego un helicóptero medicalizado la llevó al hospital Vall d'Hebron de Barcelona. Xue Sandra estuvo ingresada en la Unidad de Quemados durante cinco semanas. Su estado empeoró y acabó sufriendo un shock séptico y un fallo multiorgánico. Murió el 8 de agosto.

El niño también resultó herido en el incendio provocado por su padre. Sufrió quemaduras en el 10 por ciento del cuerpo y contusiones y hematomas, pero la reacción de su madre para rescatarlo fue vital. El pequeño logró recuperarse en un mes.

El fuego provocó también enormes daños en la vivienda, donde Peña, Saura y su hijo vivían de alquiler. Los destrozos en el inmueble han sido valorados en casi 37.000 euros.

La magistrada que instruye el caso considera que el relato de los hechos apunta a Peña –preso desde el día del crimen– como autor de tres delitos: asesinato, asesinato en grado de tentativa e incendio. Estas acusaciones conllevan penas que pueden superar los 50 años de prisión.

La jueza requiere también al hombre para que deposite una fianza de 230.000 euros con los que hacer frente a las posibles indemnizaciones para los familiares de Xue Sandra y los dueños de la vivienda que incendió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook