29 de diciembre de 2017
29.12.2017
Tribunales

Prisión provisional para la detenida por apuñalar a su hermana en Palma

La acusada ingresó primero en Psiquiatría del hospital de Son Espases para que sea valorada tras admitir el ataque

29.12.2017 | 00:18
La mujer detenida por acuchilar a su hermana en Palma, ayer a su llegada a los juzgados.
El juez de guardia de Palma acordó ayer al mediodía la prisión provisional sin fianza para la mujer de 46 años detenida el pasado martes por apuñalar a su hermana pequeña, de 44 años, a las puertas del garaje de su casa en la calle George Orwell, en el barrio palmesano de Plaza de Toros.

El magistrado ordenó que la sospechosa primero quedara ingresada en el Área de Psiquiatría del hospital de Son Espases, en calidad de presa, para que allí sea valorada por los especialistas. Cuando los facultativos le den el alta, la presunta agresora será trasladada a la cárcel.

La mujer está acusada de un delito de homicidio en grado de tentativa por supuestamente acuchillar en varias ocasiones a su hermana en plena calle. Fue un ataque por sorpresa en el que trató de apuñalar a la víctima en órganos vitales, según la Policía. La perjudicada, que recibió el alta al día siguiente, logró esquivar una cuchillada que iba dirigida hacia el cuello y sus heridas no fueron tan graves gracias a la gruesa chaqueta que llevaba que la protegió.

La víctima ayer compareció ante el juez y fue visitada por el forense. No es la primera vez que es agredida por su hermana, quien tiene una obsesión enfermiza por ella. Hace un mes ya la atacó y en un juicio de delitos leves fue condenada y se le impuso una orden de alejamiento. Se investiga si esta medida ya se le había notificado a la acusada, por lo que ayer no se la pudo acusar formalmente de un delito de quebrantamiento de condena por incumplir la orden de no aproximarse a su hermana.

La arrestada también fue explorada por el forense, que recomendó su ingreso en Psiquiatría. La sospechosa admitió que atacó a su hermana con el cuchillo y alegó que se defendió porque ella primero le roció la cara con un aerosol. La mujer reconoció que siempre lleva un cuchillo encima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook