10 de diciembre de 2017
10.12.2017
Diario de Mallorca
Accidente

Detenido un joven conductor drogado por el accidente mortal en la autopista de s´Arenal

El arrestado, de 23 años, eludió ayer la cárcel al pagar una fianza de 9.000 euros que fijó el juez de guardia de Palma

10.12.2017 | 02:45
El joven conductor detenido, de 23 años, ayer en los juzgados de Vía Alemania de Palma.

La Guardia Civil detuvo a un joven conductor, supuestamente bajo los efectos de las drogas, por causar el accidente mortal ocurrido el pasado viernes por la noche en la autopista de Llucmajor, muy cerca de la salida de Can Pastilla, en el que una mujer de 84 años murió y otras dos personas resultaron heridas. Los agentes arrestaron al sospechoso, de 23 años, por presuntamente circular drogado con un turismo e impactar por alcance contra el coche que tenía delante en el que viajaba como pasajera en el asiento trasero la octogenaria que falleció.

Los investigadores de la Guardia Civil de Tráfico imputaron inicialmente al joven conductor, que salió ileso en el siniestro, un delito de homicidio por imprudencia y otro de conducción de vehículo a motor bajo la influencia de sustancias psicotrópicas.

El muchacho dio positivo en la primera prueba de drogas que le realizaron los agentes, tanto por consumo de marihuana como por cocaína, si bien a esta última sustancia al final dio negativo en los análisis que ayer al mediodía se le efectuaron en el hospital de Son Espases para contrastar el primer resultado. El sospechoso, que cuenta con carné de conducir desde hace cuatro años, también dio negativo en el test de alcoholemia, con una tasa de cero.

Ayer por la mañana, fue puesto a disposición judicial en Palma. Tras prestar declaración en el juzgado de instrucción número 4 de Palma, en funciones de guardia, el magistrado acordó la prisión provisional eludible con una fianza de 9.000 euros. El detenido no llegó a ingresar en la cárcel al pagar la caución, por lo que finalmente salió en libertad.

Como medida cautelar, el juez de guardia de Palma ordenó la retirada del carné de conducir, como había solicitado la fiscalía al considerar que los hechos podrían ser constitutivos de un delito de homicidio por imprudencia. Además, el joven podría ser acusado de lesiones imprudentes, ya que en el accidente hubo también dos heridos, y de conducir bajo los efectos de las drogas.

Admite que fumó medio porro

El arrestado ayer admitió que había fumado medio porro, pero recalcó que lo hizo el viernes por la mañana, muchas horas antes de que tuviera lugar el siniestro mortal, poco antes de las once de la noche. El muchacho negó de forma tajante haber consumido cocaína. Por ello, al mediodía los agentes de Tráfico lo condujeron a Son Espases para someterse a unos nuevos análisis que dieron negativo en cocaína.

Según su versión, la noche del accidente había salido del trabajo y circulaba por la autopista de s'Arenal cuando de repente se vio encima del coche que tenía delante porque, según él, creía que iba a más velocidad. Así, no se percató de que ese turismo iba más lento y, por ello, chocó contra él por alcance.

El acusado también explicó que iba a poner un CD en el aparato de música de su automóvil y, de repente, ya se vio embistiendo al otro turismo.

Los hechos ocurrieron el viernes sobre las once menos cuarto de la noche en la autopista de Llucmajor (MA-19), a la altura del kilómetro 8,5 en las inmediaciones de la salida de Can Pastilla, cuando un coche, modelo Ford Mondeo, conducido por el joven de 23 años que luego fue detenido, colisionó por alcance contra otro turismo, Peugeot 206, que circulaba delante de él.

En este segundo vehículo viajaban tres personas, todas ellas familiares. Los Bombers de Palma tuvieron que intervenir para rescatarlas ya que habían quedado atrapadas. Como consecuencia de este primer impacto, el Peugeot se salió de la vía y chocó contra la bionda. El conductor y su acompañante, una mujer, resultaron heridos con pronóstico reservado. Ambos fueron evacuados en ambulancia al hospital de Son Espases con politraumatismos. Mientras, otra ocupante, una mujer de 84 años que iba en el asiento trasero del Peugeot, falleció en el siniestro. Este año han muerto 60 personas en las Illes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook