17 de noviembre de 2017
17.11.2017
Tribunales

Procesan al acusado del mayor fuego forestal de la historia de Balears

El juez fija una fianza de un millón de euros al vecino de Andratx que causó el gran incendio de la Serra

16.11.2017 | 23:13
El fuego forestal de la Serra fue el más grave de Balears.

Un magistrado de Palma ha procesado al acusado del mayor incendio forestal de la historia de Balears, un vecino de Andratx, por presuntamente causar el gran incendio de la Serra de Tramuntana en el verano de 2013 que devastó cerca de 2.400 hectáreas de matorral y pinar y obligó a evacuar viviendas en distintas zonas de Andratx y al desalojo total del pueblo de Estellencs.

El juez instructor también ha fijado una fianza de responsabilidad civil de un millón de euros para el sospechoso para asegurar las posibles responsabilidades pecuniarias que se le pudieran imponer en un futuro derivadas de este caso. El magistrado apercibe al hombre de que, en el caso de no prestar la caución, se le embargarán sus bienes en la cantidad suficiente para asegurar la suma señalada. El sospechoso carece de recursos económicos.

Además, el magistrado ha ratificado la situación de libertad provisional del procesado, que sigue acusado de un delito de incendios forestales.

La causa se ha incoado como un sumario, como solicitaba la fiscalía y como acordó finalmente la Audiencia de Palma, que será la encargada de enjuiciar los hechos.

Según se desprende del auto de procesamiento, de las diligencias practicadas hasta el momento, "existen indicios racionales" de que el pasado 25 de julio de 2013 el sospechoso se hallaba en su domicilio de la calle Son Juvera, en Andratx, y por la tarde noche realizó una barbacoa junto a dos amigos más en una carretilla de hierro.

Al día siguiente, sobre las nueve de la mañana, el acusado tiró las cenizas de la barbacoa en un montón de restos de desbrozado en la parecla vecina en Andratx.

Debido a los efectos del viento, que soplaba a unos siete metros por segundo, y al calor de las fechas (era verano), aquella broza prendió y provocó un incendio forestal que se propagó con rapidez.

El fuego quemó 2.335 hectáreas de matorral, pinar y vegetación de acantilados, según el juez. El gran incendio de la Serra provocó además la evacuación de tres viviendas en sa Coma Calenta, del campamento de La Trapa, de las casas del Camí del Castell, de las zonas del Grau y también de Estellencs, localidad que se desalojó por completo.

El fuego duró tres días y se produjeron daños, no solo forestales, sino también en construcciones y maquinarias. Varios perjudicados denunciaron las pérdidas sufridas y, por ello, distintas compañías aseguradoras reclaman los perjuicios. El procedimiento judicial por un delito de incendios forestales ahora será remitido a la Audiencia de Palma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook