12 de noviembre de 2017
12.11.2017
Accidente

Tres heridos al estrellarse un coche contra un muro en un rally en Campanet

El piloto perdió el control y chocó con una pared tras la que estaban las víctimas, dos de ellas graves

12.11.2017 | 02:45
Varios de los vehículos participantes en el rally, ayer antes de la salida.
Tres personas resultaron heridas, dos de ellas de carácter grave, al estrellarse un coche contra un muro durante una rally celebrado ayer en Campanet. El vehículo se empotró contra la pared y las piedras alcanzaron a las víctimas, que estaban presenciando la prueba. Una mujer de 47 años y su hijo, de 18, sufrieron fracturas en las piernas y fueron trasladados al hospital de Inca, mientras una adolescente de 17 sufrió lesiones leves. El piloto y el copiloto del automóvil resultaron ilesos. La Guardia Civil de Tráfico investiga las causas del siniestro y si se cumplían las medidas de seguridad.

Los hechos ocurrieron poco antes de las diez de la mañana, durante la disputa del rally Dijous Bo. Los participantes recorrían siete kilómetros en un tramo cerrado del Camí de na Pontons, con salida junto a las cuevas de Campanet y llegada en las inmediaciones de Pollença.

Contra una pared


El piloto de un Renault Clio perdió el control poco después de iniciar la marcha. El turismo zigzagueó, se salió de la calzada, volvió a ella y acabó colisionando contra un muro de piedra en el lado derecho de la carretera.

Tras esta pared se encontraban tres espectadores, que resultaron alcanzados por las piedras. Al lugar acudió entonces una ambulancia contratada por la organización. La peor parte se la llevaron una mujer de 47 años y su hijo, de 18. Ambos sufrieron fracturas en las piernas y fueron trasladados al hospital de Inca para ser sometidos a pruebas y conocer el alcance exacto de las lesiones. Una adolescente de 17 años que estaba con ellos sufrió lesiones menos graves y no precisó más que una primera asistencia. Los dos ocupantes del coche, dos hermanos de 29 y 35 años, resultaron ilesos. El automóvil fue retirado por una grúa.

La Guardia Civil de Tráfico puso en marcha una investigación para esclarecer en qué circunstancias se produjo el siniestro y analizar si se cumplían todas las medidas de seguridad en ese punto del recorrido.

La organización del rally decidió neutralizar el tramo, el primero de los siete programados para ayer. El resto de participantes se dirigió entonces al siguiente punto de salida, en Pollença, por una vía alternativa. La carrera continuó a lo largo de la jornada como estaba programado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine