11 de junio de 2017
11.06.2017
Agresión sexual

Orden de alejamiento para el turista detenido por intentar violar a una vecina en s´Arenal

El joven germano, de 22 años, que ayer a última hora de la tarde quedó libre, alegó que iba muy bebido y que no encontraba su hotel porque se había perdido

11.06.2017 | 12:52
La magistrada de guardia de Palma ha acordado una orden de alejamiento para el turista alemán de 22 años detenido ayer de madrugada por agresión sexual a una vecina de s´Arenal, a la que atacó cuando entraba en su domicilio. El joven germano s orprendió a la víctima, de 19 años, cuando regresaba a su casa después de trabajar, y supuestamente la abordó por detrás tapándole la boca. Luego, presuntamente la manoseó y abusó de ella, pero la perjudicada se resistió y pidió ayuda a gritos. Vecinos y familiares acudieron en su ayuda y atraparon al sospechoso cuando trataba de huir a la carrera. La Policía Local de Llucmajor lo detuvo.

Ayer por la tarde, el arrestado fue conducido por parte de la Guardia Civil al juzgado de instrucción número 2 de Palma, en funciones de guardia. Tras prestar declaración, la juez le dejó en libertad, pero con la medida cautelar de prohibición de aproximarse y comunicarse con la víctima. El sospechoso se encuentra alojado en un hotel de s'Arenal y tiene previsto regresar a su país el próximo miércoles.

El joven alemán alegó que se hallaba muy bebido en la madrugada del sábado y que se había perdido. Según su versión, iba muy borracho y no encontraba su hotel, por lo que, al ver a una chica, corrió hacia ella para preguntarle dónde estaba su establecimiento hotelero. El detenido negó haber entrado en el portal de su casa, en la calle Berga, así como haberla sometido a tocamientos íntimos. Según detalló, la joven se asustó y empezó a gritar. Por eso, él se marchó corriendo, también asustado, hasta que se cayó en plena calle y fue interceptado por varios testigos.

Los hechos ocurrieron el sábado, sobre la una y media de la madrugada, en la calle Berga, en s´Arenal de Llucmajor. Una joven vecina entraba en su domicilio cuando fue atacada por detrás. Un muchacho alemán la cogió y le tapó la boca para que no chillara. Acto seguido, empezó a manosearla por el cuerpo. La perjudicada opuso una fuerte resistencia y pidió ayuda. Allegados y vecinos corrieron a socorrerla. Durante el forcejeo, la víctima cayó al suelo y sufrió lesiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine