El juez dejó ayer en libertad con cargos al conductor que fue detenido el pasado fin de semana tras una persecución por Palma y herir a dos policías locales después de embestir su coche. Es investigado por los presuntos delitos de conducción temeraria bajo los efectos del alcohol, conducción sin carné y atentado contra agentes de la autoridad.

Los agentes de la Policía Local que intervinieron en el incidente se recuperan de las lesiones en sus respectivos domicilios. Los funcionarios sufrieron un latigazo cervical y recibieron el alta hospitalaria después de ser atendidos en primera instancia en una clínica de Palma.

Los hechos ocurrieron sobre las tres de la madrugada del pasado domingo cuando un turismo chocó contra varios coches estacionados en la avenida de Joan Miró y, a continuación, emprendió la huida a gran velocidad.

No obstante, su acción no pasó inadvertida. Agentes de la Policía Local contaban con la marca, el modelo y las placas de matrícula del coche del infractor. La persecución se trasladó a las inmediaciones del Poble Espanyol. El fugitivo dañó más turismos estacionados y, finalmente, se estrelló contra el vehículo policial.