Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

María Antonia Moral: "Si el médico hubiese llamado antes al 061, Fátima quizás se hubiera salvado"

Avinesa ya ha detectado una serie de irregularidades en la operación donde falleció esta mujer en Palma

La presidenta de Avinesa, María Antonia Moral. diario de mallorca

Margarita Moral, de 34 años, falleció el 4 de febrero de 1992 en una operación de piedras en la vesícula plagada de irregularidades en el hospital madrileño La Paz. El cirujano le seccionó la aorta mientras probaba un instrumental entonces nuevo (un trócar) para hacer una laparoscopia. Varios comerciales de una multinacional médica estaban en el quirófano y se saltaron la lista de espera para intervenir a una paciente joven. Este hecho llevó a María Antonia Moral a constituir la Asociación de Víctimas de Negligencias Sanitarias (Avinesa), desde donde ha combatido activamente la mala praxis médica. Ahora, la entidad que encabeza ha asumido las acciones legales por la muerte de Fátima, el 6 de marzo, durante una operación de liposucción en una clínica de Palma.

-¿Qué le ha llamado la atención de la liposucción que le ha costado la vida a Fátima?

-Lo primero que me extraña es el tiempo que dicen que duró la operación. Si es como dicen, no hay cuerpo que lo aguante. Ella entró en el quirófano a las ocho y media de la mañana y no salió hasta las cuatro de la tarde. Es imposible que una intervención de este tipo haya durado tanto.

-¿Este hecho ya es por sí solo revelador de que existió algún tipo de irregularidad?

-Sí. La primera pregunta que me vino a la cabeza es qué hicieron el médico y el anestesista durante todo este tiempo. Creo que después del desastre en la operación no sabían cómo reaccionar y no se atrevían a sacarla del quirófano. ¿Por qué no avisaron antes a la ambulancia del 061? Tardaron más de dos horas en llamarla. Si el médico lo hubiera hecho enseguida, Fátima quizás se pudiera haber salvado.

-¿Ha detectado algún tipo de deficiencia en la clínica donde Fátima fue intervenida?

-Lo que me llama mucho la atención es que no tuviera unidad de reanimación. Una persona que se somete a una liposucción se debe quedar ingresada por lo menos un día. El tratamiento del usuario es de cliente, no de paciente, ya que es una operación que no se considera indispensable para la salud, pero entraña riesgos. Lo primero que tienen que exigir es que la clínica tenga una unidad de reanimación por si hay alguna complicacion. No hay que operarse en locales comerciales.

"Fátima llegó a Son Espases casi sin una gota de sangre. Para una liposucción hay que tener en el quirófano entre una y tres unidades de reserva"

-¿Qué cree que pudo ocurrir en el quirófano para que hubiera un resultado fatal?

-Me hago muchas preguntas y todavía no encuentro respuestas. En primer lugar, le preguntaría al médico qué técnica quirúrgica utilizó para provocarle la muerte. Ahora mismo no me lo explico. Tampoco entiendo qué hizo en este caso el anestesista. Su papel es crucial en la reanimación y no aparece por ningún lado.

-¿Ha encontrado alguna otra irregularidad qué le llame la atención?

-Todavía no sabemos si existe algún documento donde Fátima haya expresado su consentimiento para someterse a una intervención quirúrgica detallada. Nosotros recomendamos siempre hacer un pago por transferencia bancaria. El cliente debe firmar un contrato donde se le explique lo que se le va a hacer y debe figurar la técnica que se le va a aplicar.

-Cuando Fátima llegó a Son Espases para intentar salvarla in extremis' le tuvieron que aplicar 24 bolsas de sangre.

-Sí. Esa es una señal inequívoca de que había sufrido una hemorragia tremenda y casi sin una gota de sangre en el cuerpo. Siempre hay que operar una liposucción con entre una y tres unidades de sangre. Con menos es una temeridad si hay algún problema.

-¿Qué consejos le daría a una persona que quiera someterse a una operación de este tipo?

-Le diría que consulte la página de internet de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora. Allí aparece un listado de especialista y en Balears hay unos profesionales excelentes. Es la mejor forma de combatir el intrusismo en este tipo de operaciones.

-¿En Avinesa se han encontrado casos similares a este en liposucciones?

-Desgraciadamene sí. Existe la creencia de que la liposucción no entraña riesgos. Muchos usuarios no toman las mismas precauciones que en otras intervenciones comunes y también hay determinadas clínicas y médicos que se aprovechan

-Esta semana se han personado en el caso de Fátima formalmente. ¿Piensan venir en breve a Mallorca?

-Por supuesto. Nuestro abogado Rafael Martín Bueno es el mayor especialista de España en derecho sanitario. Especialmente, en cirugía estética y en sufrimiento fetal. Esperamos que avance más el caso y, si es preciso, haremos una rueda de prensa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats