09 de marzo de 2017
09.03.2017
Investigación

Detenidos tres ladrones que intentaron arrollar a un guardia civil

Los sospechosos, acusados de ocho robos en vehículos en Escorca y Pollença, huyeron varios kilómetros

09.03.2017 | 01:13
Varios agentes, en el control para interceptar a los ladrones.
La Guardia Civil ha conseguido capturar en Inca a tres presuntos ladrones que intentaron atropellar a un agente durante una huida de varios kilómetros tras ser sorprendidos ´in fraganti´. El instituto armado puso en marcha un operativo para cortarles el paso y logró interceptar el vehículo en el que escapaban. Los sospechosos se dedicaban a robar objetos de valor en el interior de vehículos en zonas turísticas de la Serra de Tramuntana, especialmente en miradores. Se movía en coches de alquiler para intentar dificultar su identificación. Están acusados de robo, pertenencia a grupo criminal, delito contra la seguridad vial y atentado.

La investigación comenzó a finales de febrero, cuando la Guardia Civil recabó varias denuncias por robos con fuerza cometidos en vehículos, informó ayer el instituto armado. Todas seguían un mismo patrón. Los perjudicados habían sufrido los hurtos en enclaves turísticos de Escorca y Pollença, donde los delincuentes actuaban con rapidez y sigilo. Varios de los robos se produjeron en miradores de la Serra de Tramuntana, aprovechando que las víctimas habían aparcado en las inmediaciones para disfrutar de las vistas. Del interior de los turismos habían desaparecido todos los objetos de valor que había.

La Guardia Civil del puesto de Inca puso en marcha una investigación para dar con los autores de esta oleada de robos. Las pesquisas no tardaron en dar sus frutos y los agentes consiguieron sorprender en plena acción a tres hombres cuando estaban cometiendo un robo en un coche aparcado junto a un mirador en la zona de Escorca.

Los sospechosos emprendieron la huida al verse descubiertos. Escaparon a toda velocidad. La Guardia Civil reaccionó de inmediato y puso en marcha un operativo especial para cortarles el paso. Varios agentes se apostaron en las vías por las que podían continuar la fuga para capturarlos.

Los delincuentes huyeron a lo largo de varios kilómetros hasta que se toparon con un control en los alrededores de Inca. Sin embargo, no se dieron por vencidos e intentaron arrollar a uno de los guardias, que pudo apartarse a tiempo, antes de ser interceptados y detenidos.

Los tres ocupantes del coche, propiedad de una empresa de alquiler, fueron trasladados a dependencias policiales para ser interrogados antes de ser puestos a disposición del juzgado de guardia de Inca. La Guardia Civil les imputa delitos de robo, pertenencia a grupo criminal, contra la seguridad y atentado contra agentes de la autoridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine