24 de febrero de 2017
24.02.2017
En descomposición

Encuentran un cadáver flotando Porto Cristo y buscan otro en Cabrera

Los cuerpos, que por el estado de descomposición podrían llevar un mes en el mar, fueron avistados casi al mismo tiempo

24.02.2017 | 08:44
Una patrullera de la Guardia Civil del Mar participaba ayer en la búsqueda del cadáver en aguas de Cabrera.
La Guardia Civil y el Ejército del Aire proseguían ayer la búsqueda de un cadáver descompuesto que fue avistado el día anterior por la tripulación de un pesquero en aguas de Cabrera. El miércoles ya fue recuperado otro cuerpo sin vida a unas cinco millas de Porto Cristo. Ayer se desconocía la procedencia de los cadáveres, que podrían llevar un mes en el mar, y no se descartaba que procedieran de un mismo naufragio.

Según informaron ayer fuentes de Salvamento Marítimo de Palma, el primer avistamiento se produjo sobre las doce del mediodía del miércoles. Una embarcación particular alertó por radio de que había localizado un cadáver flotando en el mar a unas cinco millas al oeste de Porto Cristo. Desde Salvamento Marítimo solicitó a los tripulantes de esta nave que permaneciera junto a los restos hasta la llegada de una lancha de rescate.

La Salvamar Illes Pitiüses se dirigió a la zona con varios agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil a bordo. Localizaron el cuerpo y lo trasladaron a Porto Colom. Se trataba de un cadáver muy descompuesto, vestido solo con unos calzoncillos y sin ningún elemento que permitiera identificarlo. El cuerpo fue trasladado al Instituto Anatómico Forense donde ayer se le practicó la autopsia. Los forenses confirmaron que se trataba de un varón y calcularon que llevaba aproximadamente un mes en el agua. También le tomaron muestras de ADN para intentar determinar su identidad.

Casi simultáneamente al avistamiento de este cuerpo, los tripulantes de un pesquero alertaron del hallazgo de otro cadáver flotando en el mar a unas ocho millas al suroeste de Cabrera. En este caso el barco no pudo detener su marcha porque llevaba los aparejos de pesca, y tenía recogerlos.

Tras recibir este segundo aviso se movilizó la patrullera de la Guardia Civil del Mar sa Costera, junto al helicóptero de la Guardia Civil. La embarcación y la aeronave rastrearon durante toda la tarde en la zona marcada por el pesquero, pero la búsqueda se suspendió con la caída del sol sin resultado.

Ayer a primera hora se reanudó la búsqueda, a la que se unió un helicóptero del Escuadrón 801 SAR del Ejército del Aire, que aprovechó un vuelo de entrenamiento para inspeccionar la zona.

La segunda jornada de búsqueda concluyó ayer de nuevo sin resultado.

Expertos consultados apuntaron que en la actualidad no hay ninguna denuncia de desaparición que coincida con el hallazgo de estos cadáveres.

El último naufragio denunciado en aguas cercanas a Balears es el del Sirius, un velero que desapareció el pasado mes de abril con dos marineros a bordo cuando realizaba una travesía de Cannes, en la Costa Azul francesa, a Palma.

Sin embargo, no coincide con la impresión de los forenses, que apuntaban que el cadáver recuperado llevaría solo un mes en el mar.

La hipótesis que se maneja es que los cadáveres avistados pudieran proceder de un naufragio no denunciado ante las autoridades españolas. Si se tiene en cuenta que los cuerpos podrían llevar un mes en el mar, a la merced del viento y las corrientes, el lugar donde cayeron al agua podría estar muy alejado de las costas de Balears.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine