12 de febrero de 2017
12.02.2017
Investigación

Hallan el cadáver de un hombre en el mar frente al Palacio de Marivent

La víctima, de unos 40 años de edad, llevaba una mochila y una maleta vacías atadas al cuerpo

12.02.2017 | 02:52
Hallan el cadáver de un hombre en el mar frente al Palacio de Marivent
Unos buceadores del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil que realizaban ayer una patrulla rutinaria en lancha se encontraron ayer por la tarde el cadáver de un hombre, de unos 40 años de edad, flotando ante el Palacio de Marivent. La víctima, debido al avanzado estado de descomposición, podría llevar bastante tiempo sumergida.

El macabro hallazgo se efectuó sobre las cuatro y media de la tarde. El hombre estaba en extrañas circunstancias. Llevaba puesta una mochila y un trolley atado en el cuerpo. Por lo que no se descartaba ninguna hipótesis sobre las posibles causas de su muerte.

Los buceadores del Instituto Armado izaron el cuerpo a la lancha y, tras dar aviso por radio de que habían encontrado un cadáver, se dirigieron hacia el cercano puerto de Calanova.

El titular del Juzgado de Instrucción número tres de Palma, el juez José Castro, se dirigió a Calanova al frente de la comisión judicial. El forense se encargó de examinar el cuerpo en el mismo espigón del puerto.

Los primeros indicios apuntaban a que el hombre podría llevar bastante tiempo en el agua. El cuerpo ya presentaba signos de descomposición, que respaldarían esta apreciación.

Investigación

También se desplazaron al puerto de Calanova efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil. Los expertos no descartan ninguna hipótesis sobre las posibles causas de la muerte.

El elemento que más desconcertó a los investigadores fue la mochila y la maleta que el hombre tenía atadas a su cuerpo. Ambas se encontraban vacías, por lo que resultaba difícil encontrarle algún tipo de explicación.

El hombre no portaba consigo documentación, por lo que la primera premisa que se inició fue tratar de identificarlo. El cadáver fue examinado minuciosamente para ver si también llevaba alguna nota de suicidio, que respaldara esta hipótesis. No se encontró ninguna.

La presencia del cadáver, durante la minuciosa inspección ocular, despertó cierta inquietud entre las personas que habían acudido al restaurante de Calanova.

Una vez que concluyó el examen del cuerpo, los operarios de los servicios funerarios trasladaron el cadáver hasta el Instituto Anatómico Forense de Palma, donde hoy está previsto inicialmente que le sea practicada la autopsia. La prioridad era tratar de identificar a la víctimae intentar determinar las causas de su muerte para esclarecer las circunstancias de su fallecimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine