11 de febrero de 2017
11.02.2017
Tribunales

Una joven acepta una multa por herir a otra al romperle un vaso de cristal en la cara

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2015 en un pub de la calle Sant Magí de Palma tras un altercado

11.02.2017 | 01:02
Una joven australiana de 28 años aceptó ayer en un juzgado de Palma una pena de multa de seis meses con una cuota diaria de tres euros por herir a otra mujer rompiéndole un vaso de cristal en la cara en un pub de la calle Sant Magí de la ciudad en noviembre de 2015.

La acusada confesó los hechos ante la magistrada y se declaró culpable de un delito de lesiones con uso de instrumento peligroso. Inicialmente, la fiscalía solicitaba para ella una condena de dos años y un día de cárcel, pero ayer rebajó su petición de pena a una multa. La juez dictó sentencia 'in voce' y apreció la circunstancia atenuante de reparación del daño, ya que la agresora ya ha indemnizado a la víctima con 6.000 euros.

Los hechos ocurrieron sobre la una de la mañana del 2 de noviembre de 2015 en un pub de la calle Sant Magí de Palma donde se inició un leve altercado entre dos clientas. La joven sospechosa golpeó en la cara con un vaso de cristal vacío a la perjudicada, de 32 años. Al darle en la mandíbula, el recipiente se rompió y le causó una herida incisa de cinco centímetros en el rostro, bajo la mandíbula derecha. La víctima precisó asistencia médica, cinco puntos de sutura y le ha quedado como secuela una cicatriz lineal de dos centímetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine