10 de febrero de 2017
10.02.2017
Persecución

Detenido un ladrón tras perseguirle el encargado de una hamburguesería

El empleado dio pistas durante la persecución y un motorista de la Policía Local lo arrestó

10.02.2017 | 09:02
El óptimo estado de forma del encargado de una hamburguesería de Palma resultó determinante para facilitar la detención del ladrón. El empleado corrió tras el delincuente, al tiempo que iba señalando su posición por el teléfono móvil a la Policía Local. Un motorista acudió al lugar señalado y se encontró al caco exhausto y al trabajador completamente fresco.

El intento de robo ocurrió sobre las diez de la mañana del miércoles en una hamburguesería de la calle Aragón de Palma. De repente, el encargado del establecimiento observó cómo un individuo, con el rostro cubierto con un pasamontañas, intentaba forzar la puerta de acceso al local con un destornillador.

Al encontrarse uno y otro frente a frente, el ladrón echó a correr de una forma frenética. Mientras, el empleado de la hamburguesería corrió tras él dosificando el esfuerzo. No en vano el trabajador es un experimentado corredor de carreras populares.

El trabajador cogió su teléfono móvil y telefoneó a la Policía Local. Durante la carrera, fue señalando los movimientos del ladrón mientras mantenía una distancia prudencial sin perderle en ningún momento de vista.

El delincuente, de 45 años, no pudo mantener el ritmo elevado con el que se había echado a correr durante mucho tiempo. De hecho, poco después se quedó sin aliento y se vio obligado a detenerse. Su fatiga era de tal grado que se tuvo que quitar el pasamontañas que se había colocado para poder respirar.


A distancia prudencial

El encargado de la hamburguesería no tardó en llegar a la altura del ladrón. No obstante, el trabajador mantuvo una distancia prudencial y se colocó a unos diez metros del delincuente mientras daba las pertinentes indicaciones por el teléfono móvil a la Policía Local de Palma.

Un agente motorizado, que había seguido todos los movimientos, se desplazó hasta la intersección de las calles Mestre Chapí con Baltasar Valentí. Allí se encontraba, resoplando, el autor del intento de robo con el pasamontañas en la mano.

Cuando el agente le preguntó por qué había echado a correr, el presunto ladrón argumentó que "tenía prisa". Fue arrestado por tentativa de robo con fuerza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine